Anteto manda y Milwaukee se pone al frente de la serie


Triples: siguen sin defender los del otro, pero al menos ya meten los suyos. Más que suficiente para vencer a Orlando si perdura el ceteris paribus; es decir, que Anteto continúe siendo Anteto y que Khris haya vuelto a ser Khris.

Mike Budenholzer se mantiene firme en su apuesta de defender fuertemente su pintura aunque eso lleve aparejado permitir que los tiradores rivales disparen libres de punteo desde el arco de 7,25. La historia es que los Magic las siguen metiendo (47,5% ayer), pero para su suerte ellos también (45,9%).

En un tercer encuentro donde el cuadro estadístico terminó igualado en casi todo, fue precisamente el dominio constante del juego interior lo que permitió a los de Wisconsin salir vencedores y colocar el 2-1 en la eliminatoria.

Giannis, recórd

Muy conscientes de que volver a ponerse por debajo podía hacer peligrar la serie, los Bucks salieron como un rodillo, apoyados como siempre en un Giannis Antetokounmpo que sabe estar a la altura (35 puntos, 11 rebotes y 7 asistencias con un ¡¡85% de acierto!! ).

El MVP por fin pudo contar con la ayuda de Middleton, su mejor escudero en regular season y al que tanto tiemblan las muñecas llegados los playoffs: el forward contribuyó esta vez con 17 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias, mientras que Eric Bledsoe y Brook López sumaron 14 y 16 puntos respectivamente para cerrar la lista de jugadores de verde en dobles dígitos.

Los Magic, por su lado, fueron claramente de menos a más. No bajaron los brazos cuando la horquilla en el marcador parecía insalvable, llegando a alcanzar los 34 puntos, y el aro se fue ensanchando más y más, haciendo que lo que parecía un partido visto para maquillar y retomar sensaciones, se convirtiera en un sprint final en el que los Bucks no pudieran hundirse en el sofá.

El nervio anotador en esta ocasión corrió a cargo de sus jugadores microondas de la segunda unidad: D.J. Augustin y Terrence Ross, 24 y 20 puntos respectivamente, ambos con un 8/13 en tiros de campo. Nikola Vucevic, su mejor hombre en la ofensiva en los dos primeros choques, fue mejor defendido en esta ocasión por los big men de Milwaukee y sus demás compañeros generosos en las ayudas, dejándolo en 20 puntos y un 8 de 19 en su carro de lanzamiento.

Alta tensión

El partido quedó marcado, además de por el resultado y la exhibición del jugador griego, por una doble expulsión acaecida en el segundo cuarto, cuando Marvin Williams y James Ennis III se pasaron de osos amorosos en su versión aikido.

La trifulca se sucedió en medio de una parcial para los Bucks de 13-0 los cuales estaban rompiendo el encuentro y cuyo parón sirvió para detener y romper el momentum.

Orlando redujo la diferencia a un 104-92 gracias a un triple de Ross restando siete minutos y medio para la bocina final, pero entonces los Bucks respondieron con un último arreón encabezado, quien sino, por Giannis, dando carpetazo al motín con un visceral mate a una mano.

(Fotografía de portada de Ashley Landis – Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.