Milwaukee vuelve a la pelea con un ajustado triunfo ante Brooklyn


Los Bucks necesitaban ganar, y lo hicieron. En un partido que no pasará a la historia por su estética, Milwaukee supo aguantar la presión en los últimos minutos para acertar y vencer por 86-83. No fue el mejor encuentro de la temporada, pero sí uno que mantiene a los de Wisconsin metidos de lleno en la lucha por alcanzar las finales de la Conferencia Oeste.

Se esperaba una reacción de Milwaukee. Los chicos de Mike Budenholzer venían de dos derrotas en Brooklyn y se encontraban ante dos caminos opuestos. El primero les llevaba a un 3-0 en contra que les dejaría casi eliminados. El segundo les daba vida. Entre ambos apenas había límites, pero por suerte para ellos fueron capaces de tomar el correcto en el último momento.

Con Giannis Antetokounmpo y Khris Middleton a pleno rendimiento (se combinaron para 68 de los 86 puntos del equipo), los Bucks marcaron diferencias con prontitud al concluir el primer cuarto 30-11. Fue un fantástico inicio, uno que abría la puerta a un golpe de autoridad. No fue así. Los Nets reaccionaron rápidamente y al descanso la renta quedó en tres puntos. Desde ese momento hasta el final, el partido estuvo en el alambre. Con 1:55 minutos por jugar el electrónico marcaba plena igualdad (80-80). En un Game 3 que se decidiría por detalles, Kevin Durant (30 puntos y 11 rebotes) asestó el primer golpe con un triple. Eran momentos intensos en el Fiserv Forum. Milwaukee necesitaba remontar como fuese. Lo consiguió. Middleton y Jrue Holiday se combinaron para un parcial de 6-0 que hacía saltar de júbilo a los 17.341 asistentes. Milwaukee ganó. Hay eliminatoria.

“Al final del día, una victoria es una victoria. No importa si ganas por 30. No importa si ganas por uno. Puedes volver a casa y celebrar la victoria”, comenta Antetokounmpo, autor de 33 puntos y 14 rebotes.

Salto defensivo de los Bucks

Milwaukee sigue por detrás en la eliminatoria, pero ha dado un paso muy importante en el tercer partido al no solo ganar, sino ser capaz de frenar el ataque de unos Nets que les habían metido 115 y 125 puntos en los dos primeros encuentros. Jrue Holiday, quien logró una canasta decisiva a 11 segundos del final, entiende que esta sí es la verdadera defensa que pueden y deben plantear.

“Creo que parte de esto es jugar desde la desesperación, conocer la situación y saber lo que este juego significa para nosotros, más aún estando en casa. La otra parte viene de la actuación que tuvimos los primeros dos partidos, en los cuales mostramos una defensa que no es la que jugamos. Eso estaba realmente fuera de lugar”, explica el base.

Los banquillos, out

6-7. Ese fue el marcador entre los suplentes de ambos equipos. En los Nets, Durant contó con el acompañamiento de los 22 puntos de Kyrie Irving y los 16 de Bruce Brown. No hubo más. En los Bucks ya hemos dicho que Antetokounmpo y Middleton lo hicieron prácticamente todo. Ello se debe no solo a que son los mejores de Milwaukee, sino a que Mike Budenholzer ha decidido que no va a regular más los minutos de ambos. Anoche el griego estuvo 43 minutos en pista y el escolta 44, y aun así fueron menos que los 46 de Holiday. Tampoco se quedó atrás Steve Nash con los 43 de Durant y los 45 de Irving. De cara al Game 4 (este domingo) se esperan nuevas minutadas.

(Fotografía de Stacy Revere/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.