Minnesota continúa en caída libre: sexta derrota consecutiva


Las dos victorias con las que Minnesota abrió la temporada 2020-21 se ven ya lejísimos; casi como si fuese un espejismo que ha gastado una broma pesada a aficionados y organización. No podemos obviar que les sigue faltando su mejor jugador, Karl-Anthony Towns, pero ello no esconde que tras perder frente Portland por 135-117 acumulan ya seis derrotas seguidas.

En cancha de los Blazers Minnesota duró 12 minutos. Al concluir ese primer cuarto los chicos de Ryan Saunders vencían 28-29. Al descanso todo había saltado por los aires. Un tremendo parcial de 47-27 para los de Oregon les sacaba del partido. Para técnico y jugadores está faltando unidad en el equipo.

“Perder jugadores siempre duele. Aquí todos somos competidores. Tienes que luchar contra el instinto natural de soltar la cuerda cuando las cosas se ponen difíciles. Tienes que agarrarte a alguien a tu lado cuando las cosas se ponen difíciles”, señala Saunder en una línea parecida a Malik Beasley. “Tenemos que ayudarnos unos a otros. Tenemos que confiar el uno en el otro. Eso es lo principal. Tenemos que apoyarnos mutuamente. No creo que estemos haciendo eso ahora. Tenemos que unirnos”, sentencia.

Los máximos anotadores de los Wolves fueron D’Angelo Russell y Anthony Edwards, ambos con 26 puntos. Otros cuatro jugadores alcanzaron la decena de puntos, pero fue insuficiente. Para suerte de ellos, parece que Towns podría regresar en breve a las canchas, algo que según Saunders analizarán en los próximos días tras regresar a Minnesota. Bien falta les hace, y es que en la mencionada racha de derrotas han perdido por una media de 19,8 puntos.

Lillard, intratable

Irregulares, pero metidos en la pelea. Los Blazers se reforzaron bien en el mercado alimentando las expectativas sobre ellos. Casi todos los analistas los sitúan en playoffs y están camino de ello; eso sí, sin encontrar por hora un ritmo que les permita encarar todos los partidos con garantías. Ante los Wolves, un rival mermado, supieron hacer sangre para colocar el 4-4 en la clasificación. Fue un encuentro plácido, en gran parte gracias al enorme desempeño de Damian Lillard, que se marchó hasta los 39 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias y 3 robos en solo 29 minutos. C.J. McCollum, su compañero de backcourt, se fue hasta los 20.

Tras abrir el curso con cuatro partidos en casa y cuatro a domicilio, Porland disputará ocho de los diez siguientes en su pabellón. Sin duda será un momento propicio para intentar acumular victorias y asentarse en los primeros lugares de la Conferencia Oeste.

(Fotografía de Steph Chambers/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.