Minnesota, equipo con peor asistencia en la NBA


Los aficionados han dado la espalda a Minnesota Timberwolves. En algo más de doce meses, justo el tiempo que separa la llegada de Jimmy Butler y su petición de traspaso, lo que era ilusión por contar con un equipo que podía acercarse a la exigua lista de contenders se ha tornado en frustración por ver como el proyecto se hunde.

Porque Butler ha podido colocar el último clavo, pero no es el único culpable. Tom Thibodeau, de quien se pensaba en 2016 que convertiría a los Wolves en un equipo duro al estilo de sus Chicago Bulls, va ya por la tercera temporada sin dar con la tecla; tanto es así que Andrew Wiggins apenas ha progresado, mientras que Karl-Anthony Towns parece estar dando pasos atrás en vez de al frente firmando números propios de su año de novato.

Con esa receta el descontento se ha extendido entre los fans de Minnesota, que no han dudado en exteriorizarlo. Desde que comenzó la campaña se han sucedido oleadas de pitos a Butler –cuando decide jugar–, así como a Thibs. Pero claro, también hay quien directamente prefiere dejar de presenciar lo que está sucediendo. Con esa determinación, Minnesota es actualmente el equipo con peor asistencias de la NBA con una media de 14.948 espectadores.

Aunque aún puede ser pronto para realizar un análisis más exacto, hablamos de un descenso de más de 2.000 aficionados. El curso pasado, con ola positiva, promediaron 17.056 espectadores, lo que suponía un 89,9% de asistencia, porcentaje que llegó decorado con hasta 18 noche de no hay billetes. Esa cifra parece ahora inalcanzable, sobre todo si echamos un ojo a las paupérrimas entradas que ha habido en el Target Center ante Indiana Pacers o Utah Jazz, cuando apenas su superaron los 10.000 espectadores.

Momento duro

Quizás este sea el precio a pagar por una mala gestión salpicada por la petición de traspaso de Butler, la cual no parece que esté siendo manejada de la mejor forma posible. Mantener en tu equipo a un jugador que no quiere estar es un problema de por sí, pero si además se trata del más importante del roster, la situación puede traducirse en una distracción constante que deja el desarrollo de la temporada en un segundo plano. Glen Taylor dice esperar a la oferta apropiada, pero puede que el momento no sea tan idóneo.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.