Minnesota es líder del Oeste en la noche de Jarrett Culver

Tras cinco partidos, los Minnesota son líderes de la Conferencia Oeste. Aunque esto acabe de empezar (y la clasificación no pare de sufrir cambios durante las próximas semanas), no deja de ser sorpresivo.

Y más todavía es el modo en que se consolidó anoche. El rival no era de entidad –los sin Porter y Wall son menos –, pero por su parte los Wolves no contaban con Towns, su buque insignia, suspendido tras su intercambio de ideas con Embiid.

Y ahí emergieron Andrew Wiggins –lo normal o, al menos, lo que se espera–, Robert Covington y el novato al que ya teníamos ganas de verle un poco más suelto, . Anotaron 21, 20 y 20 puntos respectivamente, los tres con buenos porcentajes y 11 triples combinados de 23 intentos; rozando el 50%.

Rotación bajo el hierro

Sin Towns, la alternativa lógica de ‘5’, por jerarquía y experiencia, era Gorgui Dieng, casi apartado inexplicablemente de la rotación hasta anoche, que partió como center titular y se reivindicó con 18 puntos. Habrá que ver, tras este encuentro, cómo responde el entrenador Ryan Saunders al reparto de minutos en su disputa con Noah Vonleh y Jordan Bell, más versátiles (atléticamente al menos) que el senegalés aunque con características y puntos fuertes claramente distintos y, presuntamente, conciliables.

“Echamos de menos a Kat, ya que es alguien irremplazable. Así que todos supimos que teníamos que dar un paso adelante y así lo hicimos”. Hasta seis jugadores de los Wolves alcanzaron en anotación los dobles dígitos.

Los Wizards fueron (30 puntos), porque eso y poco más son los Wizards a día de hoy, pendientes de la explosión de Thomas Bryant como escaso aliciente esta temporada y ver realmente de qué está hecho Hachimura; sus 4 puntos en un 2 de 11 de ayer, mejor olvidarlos cuanto antes.

‘El otro’ rookie

Fue otro rookie, sin embargo, quien dio la nota “positiva”, por incidir en el lado constructivo, en un partido que perdieron los de Washington por 131-109. Admiral Schofield, jugador de segunda ronda del Draft 2019 (pick 42º), que metió 15 puntos en 15 minutos con un carro de tiro impoluto (5 de 5 y 3 de 3 en triples). Queda pendiente ir verificando es flor de un día o el comienzo de algo sobre lo que volver a escribir.

Y así, por ahora, los T-Wolves son los primeros en lucir, ya veremos si efímeramente, la tiara de equipo sorpresa/revelación de la temporada. Porque pocos daban un penique por ellos, casi invisibles en cualquier borrador de playoffs, y ahí están por ahora, compartiendo coliderato, con su 4-1, con Los Ángeles Lakers.

(Fotografía de portada Hannah Foslien/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Sobre lo de Embiid y Towns