Minnesota le dura un cuarto a los Rockets, que ponen el 2-0

A veces, cuanto antes despiertes del sueño puede que sea menor la caída. Las esperanzas de los de sacar algo positivo de Houston en el segundo partido duraron 12 minutos, exactamente el tiempo que corresponde al primer cuarto del partido, que terminaron por delante los Wolves (18-23). Y hasta ahí, quizá solo un poco más prolongada esa esperanza durante los compases iniciales del segundo cuarto. Pero ya. Luego los devoraron a su rival y se apuntaron con claridad el 2-0 (102-82).

A diferencia del primer duelo, donde Houston necesitó de su mejor James Harden para sacar las cosas adelante, esta vez La Barba no estuvo realmente a su nivel, con unos discretos 12 puntos y una espantosa hoja de tiro: 2/18 en lanzamientos de campo y 1/10 en triples. Lo arregló algo con un 7/8 en tiros libres, además de aportar desde otras facetas, con 4 rebotes, 7 asistencias, 3 robos y 3 tapones.

Los Rockets sentencian a Minnesota en el segundo cuarto

Pero lo dicho, no hizo excesiva falta, porque los de Mike D’Antoni dejaron todo resuelto ya al descanso. Un espectacular segundo cuarto (37-17) ahogó a Minnesota y dejó claro que poco más había que jugar allí ya (55-40). El martillo pilón de Houston del segundo cuarto aflojó un poco al regreso de los vestuarios (25-18) pero la ventaja seguía creciendo, para el 80-58 del tercer cuarto y el definitivo 102-82 a la conclusión del choque.

Paul y Green

Houston demostró que está preparado para ser solvente sin su mejor Harden. Es obvio que con él a tope todo tiende a mejorar, pero resulta un alivio para sus fans, y para D’Antoni, saber que hay más fondo de armario, mucho más. No podría ser de otra forma con nombres en la plantilla como el de Chris Paul. CP3 fue el líder de los Rockets con 27 puntos, 3 rebotes, 8 asistencias, 3 robos y 1 tapón. Ofensivamente, desde la segunda unidad estuvo notable , 21 puntos y 12 rebotes, en un duelo donde los Rockets intentaron 52 triples, con solo 16 dianas, 5 de ellas para el propio Green.

La protección de los aros fue cosa del de siempre, Clint Capela, 16 capturas (4 de ellas ofensivas). El suizo dominó a un errático (5 puntos y 10 rebotes). El mejor de los visitantes fue Nemanja Bjelica, con 16 tantos y 8 rechaces.

Primera canasta para Zhou Qi

Los Rockets, sin Ryan Anderson ni Luc Mbah a Moute, gozaron de unos últimos minutos plácidos, en lo que fue la oportunidad para que ya sin nada en juego Aaron Jackson, Chinanu Onuaku y Zhou Qi pudieran debutar en unos playoffs de la NBA. El pívot chino aprovechó bien sus segundos y en apenas 3 minutos sobre la pista se estrenó también en anotación en unas eliminatorias por el anillo: 2 puntos, 1/1 en tiros de campo y 1 rebote. El posible proyecto de futuro de Houston (firmado este verano por cuatro cursos) va cubriendo lentamente etapas.


La serie entre Rockets y Minnesota se traslada ahora a Minneapolis, donde el sábado se remota la acción con el tercer partido y prosigue el lunes con el cuarto.