Minnesota prolonga su buen estado de forma ante los Hornets

Los Minnesota siguen viviendo un momento prácticamente idílico en su temporada. El cuadro de Thibodeau sumó su sexta victoria en los últimos siete partidos tras imponerse a los por 121-104, y continúa su ascenso hacia los puestos de playoffs tras un arranque bastante dubitativo. Los de Charlotte, por su parte, mantienen el octavo puesto del Este pese a acumular tres derrotas consecutivas.

se encargó de liderar a los de Mineápolis con 35 puntos, 12 rebotes y 6 tapones (cifra más alta de su carrera), y estuvo bien acompañado por los 26 tantos de . El canadiense aportó además 6 rebotes y 5 asistencias, lo cual supone superar o igualar su mejor marca de la temporada en las tres principales facetas estadísticas. Además, se encargó de repartir 18 asistencias, más de las que ha dado cualquier otro jugador en lo que va de curso.

En los Hornets, pese a que hasta seis jugadores alcanzaron los dobles dígitos en anotación, ninguno tuvo una noche demasiado inspirada. firmó un doble-doble de 18 puntos y 11 rebotes, pero acabó con pobres porcentajes de tiro, así como , que no pudo superar los 15 tantos. , también con 18 puntos, se encargó de contribuir a la anotación de los de James Borrego, que dejaron escapar el encuentro en el último cuarto al recibir un parcial de 35-18 en contra.

9-3 sin Jimmy Butler

Con este triunfo, los Timberwolves dan continuidad a la buena racha que viven tras la salida de Jimmy Butler, y los pronósticos sobre el devenir del equipo son cada vez más optimistas. Los playoffs son ya una opción real, las sensaciones son cada vez mejores, y hombres como Towns y Wiggins empiezan a rendir por fin al nivel esperado. La situación no podría ser más opuesta a la vivida en las primeras semanas de competición, y lo mejor para Minnesota es que hay motivos baloncestísticos para creer que este buen momento es mucho más que una simple casualidad.

(Fotografía de portada: Ezra Shaw/Getty Images)