Minnesota rompe una racha de 7 derrotas consecutivas contra los Bulls

T-Wolves 95-86

Los Minnesota rompieron una racha de siete derrotas consecutivas ante los Chicago Bulls al imponerse en la pasada noche por 86-95. fue el estandarte ofensivo de Rick Adelman con 31 puntos, 8 rebotes y 2 asistencias. Ante la temprana lesión de , aprovechó sus minutos para cosechar 14 tantos y 7 rebotes desde la segunda unidad.



“Él salió cuando Pekovic tuvo que retirarse y nos aportó un montón. El trajo todo lo que tenía”, destacó sobre el papel de Turiaf.

El conjunto de Chicago tampoco pudo contar con su pívot titular, , aquejado de una enfermedad. En su lugar aportó un doble-doble con 10 puntos, 10 rebotes y 2 tapones en los 35 minutos que estuvo en pista.

“Ellos tenían algunos jugadores fuera también, pero sabíamos que iba a ser un juego muy físico”, dijo Rick Adelman sobre el juego de Chicago. “Sabíamos como iban a jugar y respondimos muy bien”, agregó.

fue el máximo exponente de los Bulls con 20 puntos y 14 rebotes. Por su parte, continúa aprovechando sus minutos con un total de 19 tantos, 6 asistencias y un 4/9 desde la larga distancia.

Pekovic, con sus problemas en el Talón de Aquiles, solo pudo estar en pista 6 minutos. El pívot ha tenido problemas físicos durante su gira fuera de Minneapolis. Esta vez apareció Turiaf para pelear ante el férreo juego interior de Chicago.

“Mi objetivo este año, independientemente de la situación, es solo salir y pasar un buen rato”, dijo Turiaf. “No importa lo mucho o poco que juegue. Solo quiero divertirme”, agregó.

Los T-Wolves, que cosechaban un récord de 2-11 fuera del Target Center cuando anotaban menos de 106 puntos, consiguieron superar las adversidades para imponerse a una de las defensas más duras de la competición, la cual solo permite 92,9 puntos a su oponente.

“Necesitamos esto. Sin duda nos comunicamos muy bien y nos opusimos a muchos lanzamientos”, explicó Kevin Love.