Minnesota se engancha a la lucha por la octava plaza del Oeste


Los de Minneapolis han salido victoriosos en cinco de sus últimos ocho partidos

Minnesota ya ha encontrado la fórmula para ganar sin Karl-Anthony Towns. Los Timberwolves, a quienes la baja de su estrella les golpeó en el peor momento de la temporada –acumulaban siete derrotas seguidas que se convirtieron en once…– han sabido recomponer filas para imponerse en cinco de los últimos ocho encuentros disputados y acercarse hasta solo un partido y medio de la octava plaza de la Conferencia, la cual pertenece actualmente a San Antonio Spurs.

El último paso de esta escalada lo dieron anoche frente a un rival directo: Portland Trail Blazers. Liderados por un serio Andrew Wiggins que firmó 23 puntos y 8 asistencias (mejor marca de la temporada), y contando con la colaboración de hasta otros cinco jugadores por encima de la decena de puntos, los Wolves maniataron a los de Oregon hasta certificar el triunfo por 116-102.

Tanto en esta victoria como en las anteriores de esta buena racha, la defensa de Minnesota brilló por encima del resto de facetas del juego. En un segundo cuarto para enmarcar, dejaron a Portland en tan solo 13 puntos para endosarle un parcial de 31-13. Dicha puntuación es la más baja que han acreditado los Blazers en cualquier cuarto de la presente temporada. Tras tan buen trabajo, la satisfacción en los Wolves era un hecho.

“Hemos descubierto nuestra identidad y que la defensa es la que nos va a llevar adelante”, comentaba Josh Okogie en un tono que mantendría su técnico, Ryan Saunders. “Somos un mejor equipo en la parcela ofensiva cuando defendemos. Mantener a un equipo como este en 13 puntos durante un cuarto es algo que otorga mucho crédito a este vestuario”.

Portland cierra sugira con 2-3

Los Blazers concluyeron su viaje por la carretera con un sabor agridulce al sumar solo dos victorias por tres derrotas. En Minneapolis los chicos de Terry Stotts estuvieron lejos del nivel que se les presupone y solo Damian Lillard se salvó de la quema con 20 puntos y 8 asistencias (el equipo se quedó en 14…). El base de los de Oregon cree que el hecho de estar tanto tiempo jugando lejos de casa les ha terminado por pasar factura. “En general, estábamos un poco cansados. Es algo que suele ocurrir al final de un viaje, cuando sabes que te vas a casa después del partido tras haber estado en la carretera durante mucho tiempo. Simplemente no teníamos el tipo de energía que necesitábamos esta noche”.

(Fotografía de Matthew Stockman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.