Minnesota derrota a los Cavaliers pese a desperdiciar 25 puntos de ventaja


“A veces hay que ganar un partido dos veces”. De esta forma resumió Ryan Saunders lo ocurrido en el duelo entre Minnesota y Cleveland, y lo cierto es que cuesta encontrar una frase más precisa. Los Timberwolves lograron en Ohio su 14ª victoria de la temporada, pero para ello tuvieron que resolver en los últimos minutos un choque que llegaron a ir ganando por hasta 25 puntos y en el que se vieron por debajo no muchos minutos después.

La máxima ventaja de los visitantes llegó a finales del tercer cuarto, cuando el marcador reflejaba un 67-92 con solo 15 minutos por jugarse que parecía definitivo para todos. No obstante, Dante Exum no lo veía así, y en apenas 5 minutos llevó a los suyos a firmar un parcial de 30-4 que dio por completo la vuelta al partido de una forma absolutamente inverosímil. Como si de un hack en un videojuego se tratara, el ex de los Jazz comenzó a anotar compulsivamente y sumó en este breve tramo 20 de los 28 puntos con los que terminaría finalmente.

Sin embargo, una vez que los Cavs se hicieron con el liderato todo se apagó. La euforia por el posible triunfo duró muy poco, ya que Minnesota respondió con un parcial de 0-14 del que los locales sí que no se repondrían. Así, los visitantes lograron su segunda victoria consecutiva y cuarta en los últimos seis partidos, una marca más que satisfactoria viniendo de once derrotas seguidas.

Porter, fuera indefinidamente

Pese a quedarse a las puertas de una enorme hazaña y caer por cuarta noche consecutiva, la peor noticia para Cleveland no tuvo que ver estrictamente con el resultado. Los de Beilein vieron cómo Kevin Porter Jr. tenía que marcharse con problemas en la rodilla izquierda tras una acción con Covington, y aunque aún no hay demasiada información al respecto la zona en la que tuvo lugar la lesión invita a la cautela. La franquicia anunció que espera conocer más detalles a lo largo de la jornada de hoy, aunque todo apunta a una ausencia no particularmente corta.

Wiggins, sin brillo pero oportuno

Tras cuatro encuentros de ausencia, Andrew Wiggins volvió a las pistas, y lo hizo anotando 15 puntos con un mejorable 6/19 en tiro. No obstante, tres de dichos puntos sirvieron para cortar la sangría y recuperar la ventaja tras la explosión anotadora de Exum, por lo que fue él quien inició la reacción de los visitantes que acabaría valiéndoles el triunfo. Con todo, los mejores en los Wolves fueron Shabazz Napier, autor de 21 tantos, y de Gorgui Dieng, quien sumó 22 y capturó 13 rebotes.

(Fotografía de portada: Ronald Martínez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.