Mirotic y Davis cavan la tumba de Portland

Dominio sin medias tintas. New Orleans ha dejado visto para sentencia su pase a semifinales de conferencia tras imponerse a Portland por 119 a 102 en el tercer partido de la serie y ponerse con una ventaja de 3-0. Por si acaso, lo recordamos: nunca nadie en la NBA remontó un 3-0 en playoffs.

Con el mejor , el tradicional nivel superior de , la eficiencia de y el habitual saber hacer en primavera de , los Pelicans se han convertido en el enemigo imposible de Portland. Tras un 2-2 entre ambos equipos en Temporada Regular, en apenas seis días de playoffs los de Alvin Gentry se han bastado para liquidar las aspiraciones de los de Oregon.

En el tercer choque, primero jugado en Nueva Orleans bajo un manto de miles camisetas rojas, los Pelicans contaron con 30 puntos, 8 rebotes y 3 robos de en el que probablemente fue el mejor partido de playoffs en su carrera. El ala-pívot nacido en Montenegro está jugando un magnífico baloncesto, anotando desde todas las posiciones con una eficiencia inesperada: 12 de sus 15 lanzamientos fueron canasta.

A su lado, Anthony Davis, autor de 28 puntos, 11 rebotes, 3 robos y 2 tapones, otro jugador que está resultando un enigma imposible de descifrar para la defensa de Portland. Para redondear la noche, Rajon Rondo se fue a los 16 puntos, 11 asistencias, 5 rebotes y 2 robos en 28 minutos y Jrue Holiday con 16 puntos, 7 asistencias y 3 robos. Entre ambos anotaron 14 de sus 26 lanzamientos, incluyendo 3 de 5 en triples.

Los tuvieron a sus máximos anotadores en C.J. McCollum con 22 puntos, Al-Farouq Aminu con 21 y con 20, aunque este último apenas pudo acertar con 5 de sus 14 tiros y Portland fue a remolque en el marcador prácticamente desde mitad del primer cuarto. Tras 12 minutos los Pelicans ya ganaban por 16 puntos merced a 5 pérdidas de balón y la ventaja de los locales llegó a ser de 33 tantos durante el cuarto periodo, momento en el que secunadiors como Jordan Crawford y Emeka Okafor debutaron en estos playoffs.

En total fueron nada menos que 24 posesiones las que perdieron los Blazers, el doble que su rival, un aspecto del juego que mostró el nivel de concentración y confianza tan dispar que tienen ahora mismo ambas franquicias.

Cousins, en el banquillo

Desde que se lesionase de gravedad en el tendón de Aquiles el pasado 26 de enero, el pívot aún no había pasado por el banquillo de los Pelicans durante un partido. Contra Portland Cousins estuvo sentado al lado de sus compañeros animando como el que más y recibiendo ovaciones por parte del público del pabellón.

127 casos de 3-0

En la historia de la NBA, hasta el pasado año, se han dado 127 situaciones en las que un equipo se ha puesto 3-0 en una eliminatoria de playoffs al mejor de 7 partidos y en las 127 ocasiones ganó la serie el equipo con la ventaja inicial. Solo en tres casos se llegó a ver un 3-3 tras un 3-0, pero jamás se completó la machada.

El sábado se disputará el cuarto partido de la serie. Una victoria de New Orleans significaría el primer 4-0 de la historia de la franquicia y, más importante, el pase a siguiente ronda, algo que no consiguen desde el año 2008.