Monte McNair remodela la oficina de los Sacramento Kings


Se respiran nuevos aires por la capital de California. A falta de conocer qué podrá hacer a nivel de reestructuración de la plantilla, el nuevo general manager de los Sacramento Kings, Monte McNair, ha llevado a cabo cuantiosos cambios en la gerencia de la organización contratando a ejecutivos de su plena confianza.

Según adelanta Adrian Wojnarowski de ESPN, a los despachos de Sacramento llega Wes Wilcox, ex GM de Atlanta Hawks que ahora desempeñará el papel de general manager asistente; Phil Jabour, quien aterriza desde Philadelphia para ocupar el cargo de vicepresidente personal de jugadores; y Paul Johnson, que será el nuevo director de operaciones de baloncesto dejando atrás su etapa en Oklahoma City.

Este nuevo grupo de trabajo tendrá un solo objetivo: devolver las victorias a Sacramento. Siendo uno de los equipos más recordados del comienzo del siglo XXI con un talentoso elenco de jugadores entre los que podemos destacar a Chris Webber o Peja Stojakovic, los de California viven desde hace 14 años en la oscuridad más absoluta. Desde que cayesen en la primera ronda de los playoffs de 2006 ante San Antonio Spurs no es que no hayan regresado a una postemporada, es que se puede decir que no han estado ni cerca.

Kevin Martin, Ron Artest, Tyreke Evans, DeMarcus Cousins… Ellos son algunos de los jugadores que estuvieron llamados a despertar a los Kings, a devolverles glorias pasadas. Ninguno lo consiguió. Pese a tener un gran rendimiento individual, sobre todo en el caso de Cousins, siempre se quedaron lejos de dar el salto de la mediocridad a ser un buen equipo. Ni la llegada a la oficina en 2015 de Vlade Divac –uno de sus ex jugadores más queridos– hizo posible un cambio en la tendencia derrotista de la franquicia.

Centrándonos en la labor de McNair, lo cierto es que se encontrará con un roster en el que no faltan piezas con un futuro más que prometedor en la NBA. De’Aaron Fox es un chico de 22 años que viene de promediar el curso pasado 21,1 puntos, 6,8 asistencias, 3,8 rebotes y 1,5 robos en tan solo 32 minutos por noche. Luego nos encontramos con Marvin Bagley III, quien pese a sus constantes problemas de lesiones ha mostrado un enorme potencial cuando ha jugado; y es que en la campaña 2019-20 disputó solo 13 partidos para firmar 14,2 puntos y 7,5 rebotes en 25,7 minutos por encuentro.

Fox y Bagley III se destacan como quienes deben marcar el rendimiento del equipo a largo plazo, pero hay más. Bogdan Bogdanovic, Buddy Hield, Richaun Holmes… Sacramento tiene bastantes jugadores de buen nivel que, sin embargo, no les permitió ser equipo de playoffs en la burbuja de Orlando. Necesitan cambios, por supuesto, pero al menos hay una base sobre la que trabajar y activos con los que realizar operaciones. Ahora todo queda en manos de Monte McNair.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.