Moses Malone, uno de los mentores “secretos” de Barkley

El fallecimiento de Moses Malone a tan temprana edad, ha despertado y recuperado todo tipo de historias sobre tan irrepetible jugador. Una de ellas se labró en plena etapa de madurez, cuando, además de jugar, ya se dedicaba a transmitir todo su saber adquirido a los jóvenes que venían por detrás.

Entre sus afortunados “padawan” tuvo la fortuna de encontrarse uno de los jugadores más rebeldes que se recuerdan. Charles ‘El Gordo’ Barkley. Y el mote no le viene de la nada. Ambos están considerados como dos de los mejores ‘4’ de la historia, y en que uno de ellos se sumara a esa lista, al parecer, tiene mucho que ver el otro.

Barkley fue elegido en el puesto 5 del Draft de 1984 por los Philadelphia , quienes tenían la esperanza de que su talento diera resultados de manera inmediata. No fue así. Aterrizar en un vestuario tan repleto de veteranos no fue fácil para Charles: “Estaba fracasando al principio”, reconocía cierta vez el indómito jugador.

Entrenador personal

Lo cierto es que esta joven promesa aterrizó en su primer training camp pesando cerca de 136 kilos. Eso pronto le pasó factura, reproduciéndose en escasez de minutos en los primeros partidos de liga. Barkley, nos desvela ESPN, buscó apoyo y consejo en uno de los viejos lobos de la plantilla con la esperanza de recuperar su mejor versión. Lo halló en Malone, ya entonces prolífico dominador de la liga a sus 29 años.” ¿Por qué no juego más?”, fue la pregunta que el aprendiz le lanzó al maestro. La respuesta, a un jugador de temperamento sensible como Barkley, no pudo ser más clara: “Estás gordo y eres vago. He ahí el porqué. No puedes jugar al baloncesto si no estás en forma”.

Tras el rapapolvo, Malone apadrinó a Charles y le obligó a perder cinco kilos, luego le ayudó a convertir gran parte de su piel flácida en potente masa muscular. Otra intensa semana de gimnasio al lado de su mentor y 15 kilos menos. ‘El Gordo’ Barkley empezaba a parecerse al que arrasó durante años en las canchas.

Con el paso de las semanas el resultado era palpable. “Estoy jugando un poco más”, admitía Barkley; a lo que Malone respondía, “pues ahora pierde 10 kilos más”. Al final de la temporada teníamos un ‘Gordo Barkley’ imponente, con 60 partidos de titular a sus espaldas, 14 puntos de promedio y seleccionado en el ‘Mejor Quinteto de Rookies‘. Ahora, uno de los motivos que le impulsaron a ello, ya sabemos cual fue, lo cual se mantuvo largamente en secreto como reconoce el, ahora fenómeno televisivo, Barkley.

“Él (Malone) nunca dijo nada de lo que hizo por mí. Muchos chicos, cuando hacen de mentor a un joven jugador como él hizo conmigo, van por todos lados diciendo: ‘Si. Eso fue por mí. Yo logré eso’. Moses no lo hizo. Nunca se lo dijo a nadie. Y eso es lo mejor de la historia”. Elevando, más aun, el mito de la leyenda.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Pelicans podrían firmar a Chris Douglas-Roberts

Luis Scola, máximo anotador histórico del FIBA Américas

Siguiente