Mudiay permite soñar sobre la bocina

Cinco partidos, casi la mitad de los que restan, parecen demasiados para creer que en Denver todavía pueden ser una de las sorpresas de la temporada y colarse en las eliminatorias. Pero por si acaso, anoche, se encargó de echarle pimienta al plato.

Lo que debía ser una victoria sencilla en el Pepsi Center se transformó en desatada locura cuando el pick 7 de los anotó una de las canastas más rocambolescas de la temporada y sin duda el game winner más espectacular y menos probable cuando el balón salió de sus manos. Su equipo sacó desde la línea de fondo a falta de 3,1 segundos. Al playmaker le dio tiempo a recibir, perder el control del balón, recuperarlo y hacer una de las canastas del año. El pabellón no se lo creía, los Philadelphia tampoco. Pero el marcador, ajeno a todo esto, reflejó la hazana. 104-103.

https://www.youtube.com/watch?v=FsounonD4AU

Una noche pletórica

La obra, por si fuera poco, no se limitó a su tiro globetrotter, sino que el novato fue el mejor durante todo el encuentro sumando 27 puntos, 11 rebotes y 4 asistencias. Respecto a su canasta ganadora, hablaba de su inspiración nacida en la NCAA. “Antes de eso [de la jugada] estaba pensando en el March Madness, porque todo puede pasar”.

“Es uno de los tiros más increíbles que jamás he visto”, decía T.J. McConnell, quien estuvo a punto de robarle el balón en esa posesión final. “No hay mucho más que decir”.

 


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Derrick Favors alza a los Jazz a la octava plaza

McCollum se enfrenta hoy a Doc Rivers “sin rencores”

Siguiente