Mundial 2019: exhibición de Bogdanovic (28) para dejar a USA como un cromo

El se irá de China con el peor resultado de su historia en un Mundial

28 puntos endiñó (7 de 14 en triples) a los Estados Unidos en el choque de consolación que empezaba a definir del octavo al quinto puesto del . El jugador de los Sacramento Kings realizó una enorme exhibición perforadora para que el equipo de Gregg Popovich encadenara su segunda derrota consecutiva en el torneo. Eso, teniendo en cuenta que no perdían un choque de verdad, con jugadores NBA, desde 2006, es una de las grandes notas del presente certamen.

No solo han sido derrotados, sino que encima se irán más amoratados de lo que podían imaginar, batiendo algunos récords negativos de la historia de los Estados Unidos.

“No veníamos aquí a por victorias de consolación. Veníamos aquí a ganar. Así que perder dos partidos seguidos apesta”, pudo decir un visiblemente decepcionado Donovan Mitchell, tras el choque ante .

Ambas selecciones, Serbia y Estados Unidos, la habían pifiado ya en sus respectivos choques de cuartos de final y por ello tenían que pelear por medallas de chocolate y sucedáneos. Serbia, pese a la victoria sobre USA, que era el gran objetivo de los balcánicos cuando arribaron a China (en otra tesitura, eso sí), no mosraron ninguna emoción al final del choque. Ni medio atisbo de complacencia o celebración, como pudo admitir el periodista Brian Windhorst, enviado especial de ESPN.

El Team USA levantó una diferencia de 25 puntos encajada en los primeros lances para después terminar cayendo, lo que les envía al partido por el séptimo y octavo puesto del Mundial. Este es el peor resultado de su historia en este tipo de campeonatos FIBA (en 2002 acabaron sextos).

Peor resultado histórico

Se insinuaba que estábamos ante la selección estadounidense de menor calidad en mucho tiempo y el equipo de Popovich terminó haciendo realista tal consideración; se irán con el peor resultado de siempre en un Mundial.

Harrison Barnes realizó su mejor actuación con la camiseta nacional (22 puntos) y Kemba Walker llegó a los 18 y 8 asistencias. De poco sirvió todo, pues el tufo a decepción y fracaso perseguirá al equipo de Estados Unidos 2019 para el resto de los días. Siempre serán recordados como quienes dejaron escapar el trono americano y ni siquiera pudieron luchar por las medallas o quedar por encima de República Checa.

“Para algunos de nosotros, puede que muchos de nosotros, el sábado será la última oportunidad de jugar con la camiseta del Team USA. Tenemos que saborear esa oportunidad”, declaraba al final del encuentro frente a Serbia Barnes, consciente del duende extraviado en China.

El aura de equipo superior a todo, de autosuficiencia inalcanzable y de jugadores endiosados, han desaparecido en el presente torneo. Quizá hayamos visto a la USA más desdibujada en muchísimo tiempo, lo que puede actuar (igual que en 2006) como efecto llamada para que en futuros torneos jugadores con cartel de súperestrella no renuncien a las primeras de cambio. Ya se sabe que en la NBA el manjar son los Juegos y a nadie le gusta estropearse dos veranos seguidos; sin embargo, el resultado en el presente Mundial puede reconfigurar el modo de percibir una cita internacional no olímpica.

Estados Unidos discutirá el séptimo puesto del Mundial 2019 frente a Polonia, que cayó ante República Checa (84-94), donde, otra vez, Tomas Satoransky realizó un formidable servicio: 22 puntos y 12 asistencias.

Así, Serbia y los chechos pelearán por la quinta plaza del Mundial 2019. Ver para creer (todo) hace solo unos días. El entretenimiento del presente Mundial está siendo extremo, boyante.

(Fotografía de portada: Wang He/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Joe Johnson, cerca de firmar por los Detroit Pistons