Nada más y nada menos que tres prórrogas necesitaron los Bulls para vencer en Orlando

125 – 128



La marcha de Luol Deng está provocando que el equipo se haya unido aún más de lo que ya estaba, y los Bulls están sacando a flote victorias que sólo se consiguen por casta y por intensidad en el juego, como puede servir de ejemplo el partido de la pasada madrugada en el Amway Center de Orlando.

Tres fueron las prórrogas que los Bulls necesitaron para arrancar ese triunfo, y en ello tuvo mucho que ver la participación de , que alcanzó su máximo de la temporada con 26 puntos y 19 rebotes. anotaría 23, mientras que Jimmy Butler se iría hasta los 21.

“Lo único que nos define ahora es que vamos en el avión un poco más felices”, señaló Noah. “No hay nada mejor que ganar un partido de baloncesto. Te sientes bien. Sabemos que no hemos jugado bien hoy, pero encontramos el camino. Volvimos de entre los muertos, y mucha gente dio un paso hacia delante”.

Al final de las dos primeras prórrogas se dieron situaciones que podían haber decantado la balanza hacia uno u otro lado, pero las tablas se mantenían con la sensación de ser imposibles de romper. En la última posesión del tercer tiempo extra, tuvo en sus manos el triple de la victoria, aunque éste se quedaría corto.

llegó hasta su récord personal con 35 puntos y Jameer Nelson aportaría 31 puntos y 10 asistencias, mientras que Tobias Harris agregó 22 puntos y 16 rebotes para los Magic.

“Uno lo siente por los chicos, ya que deseas que al final puedan conseguir la victoria”, recalcó el entrenador de Orlando, Jacque Vaughn. “Pero lo que está claro es que tenemos que jugar mejor que esta noche”.

Estadísticas obtenidas de Elias Sports Bureau, Basketball Reference y NBA.com