Nate Bjorkgren se enfrenta a un futuro incierto en el banquillo de Indiana


No está siendo un año sencillo en Indiana. Tras seis campañas consecutivas acabando con récord positivo, en la presente parece complicado que eso ocurra (van 30-34) y todo ello en año de pandemia y estrenando entrenador en la figura de Nate Bjorkgren.

Aunque está claro que la culpa del irregular discurrir del equipo no puede cargarse plenamente sobre el head coach al haber habido numerosas lesiones, ello no quita para que la responsabilidad comience en su figura. Dicho eso, no son los resultados los que parecen amenazar su continuidad en el equipo, sino su relación a diferentes niveles con la franquicia.

Según informa Adrian Wojnarowski de ESPN, ha sido un año de dificultades en lo que concierne a su comunicación y relación con jugadores y algunos miembros de la organización, siendo este punto el que convierte en incierto su futuro conforme se acerca el final de la temporada. Siendo más específico, explica que su estilo de entrenamiento y comunicación, tanto en cancha como en el vestuario y a nivel individual y grupal, ha creado cierta confusión en algunos momentos.

Sin llegar a citar escenarios específicos, el citado periodista recalca que no se trata de obstáculos insalvables; es más, explica que hasta la fecha Bjorkgren ha mostrado voluntad para abordar esos problemas y buscar soluciones.

Destinados a disputar el play-in para buscar un puesto en playoffs, los Pacers podrían tener que decidir en breve qué hacer con Bjorkgren, a quien firmaron un contrato de tres años del que le resta uno garantizado. Cualquier determinación se tomará una vez haya concluido la campaña.

(Fotografía de Jared C. Tilton/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.