Nate Robinson toma las riendas de los Bulls en los instantes finales

Empate a 86 y algo más de un minuto por jugarse. La posesión entonces era para los , y , en un alarde de responsabilidad a la par que valor, movió ese marcador para darle ventaja de 2 puntos a su equipo. En la siguiente jugada para Chicago, el base lo volvería a hacer. Al final, Miami se quedaría en esos 86 que Robinson se encargó de romper.


Vídeos recomendados