La NBA arrebata el All-Star 2017 a Charlotte

Sonaba a amenaza hasta este jueves. Llevaba oyéndose desde hace un tiempo en los corrillos de la NBA, pero ahora parece que es una realidad, y oficial dentro de bien poco. La NBA ha decidido arrebatar a la ciudad de Charlotte la organización del 2017, ha podido informar Adrian Wojnarowski para The Vertical.

La NBA llevaba avisando a la capital de North Carolina varios meses. Ya en la rueda de prensa previa a las pasadas Finales, previno de que la liga estaba estudiando un cambio de sede para la congregación de las estrellas 2017 si no se producían cambios en la legislación del mencionado estado.

El germen de la discordia es la ley que aprobó el estado de Carolina del Norte, y que entró en vigor en todas sus ciudades, que supone una discriminación a la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales). Dicha legislación, entre otros pliegos, impide a cualquier localidad aprobar leyes que protejan a la citada comunidad LGBT.

La ley, aduce la NBA, supone una falta grave y un muy flaco favor a la libertad de orientación sexual, y al no haberse producido una marcha atrás en los últimos meses, Charlotte se quedará oficialmente sin All-Star 2017 dentro de muy poco.

La liga, en voz de Adam Silver, siempre ha condenado la citada ley que aprobó el estado de North Carolina.

Controversia en Charlotte

La situación es especialmente enrevesada en la propia ciudad de Charlotte. En febrero, la capital de North Carolina aprobó en pleno municipal –de mayoría demócrata– una ley por la que se prohibía, entre otros actos, cualquier tipo de discriminación pública motivada por la orientación sexual de uno o varios individuos.

Como respuesta, el estado de Carolina del Norte, en cuya cámara de representación gana la presencia republicana, aprobó solo un mes después la ley HB2, que actúa como prohibición de las medidas adoptadas en Charlotte. Es decir, impide que tengan lugar los actos la ley anti-discriminación.

La ley HB2 también podría detener múltiples proyectos multimillonarios en todo el estado y ciudades de Carolina del Norte. Una de las medidas más discutidas sobre la polémica legislación resulta que las personas transexuales se vean obligadas a utilizar los aseos públicos asignados al sexo con el que nacieron, y no con el que se identifican en la actualidad.

Así, la represión lesgislativa de North Carolina se verá engullida por una medida de peso como es la retirada de Charlotte como sede oficial del All-Star 2017.

Alternativa: New Orleans

Como alternativa a Charlotte, apunta Wojnarowski, la ciudad que más opciones tiene de albergar el All-Star es New Orleans. Asimismo, otras ciudades como Chicago y New York/Brooklyn también están persiguiendo la organización del fin de semana de las estrellas de la NBA.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Guerschon Yabusele jugará en China

Comunicados y reacciones a la polémica del All-Star

Siguiente