Neil Olshey, reacio a hacer promesas de cara al Draft

Portland Trail no se ha caracterizado en los últimos años por realizar grandes traspasos; es más, los mejores jugadores que han dejado el equipo –léase LaMarcus Aldridge–, lo han hecho al acabar sus contratos y entrar en la agencia libre. Pese a ello, el presidente de operaciones de baloncesto, , no quiere cerrar ninguna puerta de cara a que ese momento de realizar un importante intercambio esté llegando.

Y es que Olshey quiere flexibilidad para moverse en el mercado. Poseedor de la elección nº 24 para el Draft que está a la vuelta de la esquina, el dirigente de la franquicia de Oregon sopesa las opciones que tiene, ya sea en cuanto a los jugadores que puede seleccionar o al valor de la misma incluida en un acuerdo. Olshey quiere llegar a la noche de los novatos sin promesas de ningún tipo.

“Es una especie de trampa comprometerse con un rookie. Si adquieres un compromiso de ese tipo pierdes flexibilidad. El año pasado tuvimos la oportunidad de comprometernos con alguno de los muchachos y fuimos reacios a hacerlo. Al final resultó que estábamos involucrados en una gran operación en la que hubiésemos movido múltiples selecciones del Draft. No hubiéramos podido aprovechar esa oportunidad si hubiéramos dado nuestra palabra a un jugador, su familia y su agente”, comenta en Dwight & Aaron Show.

Juventud o veteranía

Portland no tiene claro lo que quiere. Olshey, cuestionado por la intención del equipo de cara a la noche del Draft, ve en estos momentos tan positivo seleccionar a un joven talento como cerrar un traspaso para conseguir un jugador experimentado. “Creo que nuestra elección tendrá un gran valor en ambos sentidos. ya agreguemos un jugador joven que pensamos que puede crecer o sumemos un jugador veterano ya preparado para competir y poder ayudar de cara a playoffs“, concluye.