New Orleans, a los pies de Davis: 45 puntos y victoria épica ante Miami


Si los Pelicans van a estar o no en los próximos playoffs es algo que todavía no podemos asegurar, porque la batalla del Oeste está siendo inolvidable. Pero lo que a estas alturas de temporada sí se puede afirmar es el hecho de que las esperanzas de New Orleans pasan por Anthony Davis. Y si Davis está bien…

Anoche, otra vez, La Ceja lo rompió. Davis firmó, apunten, 45 puntos, 17 rebotes, 2 asistencias, 5 tapones y 5 robos de balón. Además de esta monstruosidad estadística, el pívot se llevó lo más preciado, una victoria en la prórroga sobre los Heat (124-123), que mantiene a los suyos octavos del Oeste con 32-26 y un partido de ventaja sobre los novenos, los Clippers.


Sería una tremenda injusticia, y sobre todo una pena para el baloncesto, que el show de Davis terminara en abril, que no tuviera prolongación más allá de la liga regular. Lo que está haciendo el de los Pelicans, con más valor todavía cuando ha dado el paso adelante tras la lesión de DeMarcus Cousins, debe tener el premio de los playoffs. Pero muchas veces, el deporte no entiende de justicia o injusticia y estos términos, en ocasiones, son algo bastante subjetivo. Así que de momento, disfrutemos del presente, del ahora que enmarca un Davis superlativo. De hecho, es el primer jugador desde que los tapones y robos son contabilizados (1973-74), en lograr un partido de al menos 40 puntos, 15 rebotes, 5 robos y 5 tapones y el cuarto en los últimos 35 en años en cosechar como mínimo 30 tantos, 10 rebotes, 5 robos y 5 tapones en una velada. Antes, Hakeem Olajuwon, Michael Jordan y David Robinson, según ESPN Datos.

De los últimos nueve encuentros de Davis, en seis de ellos ha llegado a 38 puntos como mínimo. Además, es el sexto encuentro para él en esta 2017-18 en el que sobrepasa la barrera de los 40 tantos.

Wade la volvió a tener

A la prórroga se llegó porque con 108-108 en el electrónico, Davis falló debajo de canasta una acción que podría haber precipitado el final de las cosas. Luego, en el tiempo extra, un acierto de Jrue Holiday situó el 124-123 que iba a ser definitivo. Quedaban ocho segundos y sin tiempos muertos, los Heat se la dieron a Dwyane Wade, que como en jornadas anteriores tuvo la pelota para anular la memorable noche de Davis. Pero hizo agua.

Goran Dragic rozó el triple-doble y fue el mejor de los Heat, 30 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias, al lado de un Hassan Whiteside que terminó eliminado por faltas. Miami entra en barrena con tres derrotas seguidas, pero sigue octavo del Este merced a que los Pistons cayeron contra los Celtics y continúan a 1,5 partidos de las eliminatorias por el título.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.