New Orleans no cree que la lesión de Zion Williamson sea por culpa de su peso

Casi 130 kilos de ternero antes de haber cumplido los 20 años y con solo 1,98 de altura según las medidas oficiales de la NBA. Que se dice pronto… Muchos círculos de la liga, de hecho, señalan la oronda carcasa de como principal causante de que se vaya a perder los dos primeros meses de competición (fue operado en el menisco lateral derecho), o sea, entre 20 y 30 partidos de los que inaugurarán la temporada.

El contratiempo es mayúsculo para los New Orleans y para el jugador, que ve amenazadas desde el principio sus opciones de proclamarse mejor debutante. Sin embargo la franquicia de Luisiana ha descartado que el problema de Zion sean los kilos de más que mucha gente sí cree transporta. David Griffin, general manager de la organización, rechazó esos derroteros diciendo que Williamson es un “atleta de élite” con unas condiciones “de élite”. Griffin añadió que el peso del joven jugador no fue el problema de su lesión, además de defender que Zion no tenía la rodilla inflamada ni tenía mucho dolor antes de producirse el imprevisto en su rodilla, según compartió el periodista Andrew Lopez (ESPN).

Shams Charania (The Athletic) confirmó, de acuerdo a sus fuentes, que los Pelicans no creen que se trate de un problema relacionado con el peso y que eso derivase en desgaste en la rodilla y el menisco. “Hay confianza al cien por cien en la franquicia de que esto es una situación aislada”, podía airear Charania, sobre el sentir de los Pelicans al hilo de la situación.

Fue el pasado miércoles cuando Zion Williamson empezó a sentir molestias en su rodilla derecha y también entonces cuando los servicios médicos de los Pelicans se pusieron a toda máquina para detectar y corregir los dolores del jugador. Finalmente, fue operado y tiene dos meses sin jugar por delante. Esta versión choca un poco con la ofrecida por Alvin Gentry, entrenador jefe, días atrás; el técnico compartió que la lesión muy probablemente hubiera empezado el pasado domingo, en el partido de preparación ante San Antonio. Desde la franquicia, no obstante, se negó que hubiera habido muestras de ese bache hasta el miércoles.

¿Entre Barkley y LeBron?

De veras el caso de Zion Williamson es uno entre un millón; tanto por su carrocería exterior como por todo el talento que tiene que mover por la pista. Nunca un jugador de 1,98 de altura y 19 años tuvo que transportar 129 kilos de peso encima aliñados con un genio tan presumiblemente superior. El novato de New Orleans destaca por físico pero también por inteligencia en dosis de alta gama; por eso se dice que Zion es un híbrido entre el físico y condiciones de Charles Barkley y el talento del LeBron James más adolescente, el que llegó a la NBA en el año 2003.

Tampoco es menos cierto que por mucho que en Luisiana nieguen la mayor, las rodillas de Zion sufrirán un Vietnam detrás de otro si el jugador no pierde un poco de peso. A la larga, los 129 kilogramos pueden ser una mochila insalvable para un joven que marca diferencias, en parte, a través de su despliegue físico y del contacto por aplastamiento con sus rivales. De su positiva conservación a lo largo de las temporadas dependerá también el nivel que muestre ahora y en toda su carrera.

(Fotografía de portada: Jonathan Bachman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Bienvenidos a la 74ª temporada de la NBA

Kawhi Leonard empezará la temporada sin restricciones

Siguiente