New Orleans saborea un triunfo tras 13 derrotas consecutivas

Ingram fue el jugador más destacado de la franquicia de Luisiana con 34 puntos

Por fin ganó New Orleans . Los chicos de Alvin Gentry se impusieron a Minnesota por 99-107 con un excelente , autor de 34 puntos, y dejaron en 13 derrotas consecutivas la peor racha de la historia de la franquicia.

El triunfo de la franquicia de Luisiana llegó, según palabras de su propio técnico, desde la desesperación. Inmersos en una dinámica tan negativa de resultados, Gentry quiso inculcar a sus chicos que debían jugar con una necesidad que ningún otro equipo pudiese igualar, y todo ello tras haber perdido la noche anterior ante Brooklyn tras prórroga. “Estábamos cansados, pero ya lo habíamos superado. Estuvimos hablando sobre jugar con desesperación. Teníamos que ser el equipo más desesperado, y ya no solo está noche, sino de toda la liga en global”.

Ya sea por esa mentalidad o no, lo cierto es que New Orleans realizó un partido muy completo imponiéndose en los tres primeros cuartos y cimentando una ventaja de 15 puntos de cara al último, en el cual supieron manejar la renta. La victoria, además de darles aire, traspasa las malas sensaciones a Minnesota, que pasa a tener ahora la peor racha de la NBA con ocho partidos perdidos de forma consecutiva. Andrew Wiggins, máximo anotador del equipo con 27 puntos, se lamentó de que tras cuatro días de descanso no mostrasen la intensidad necesaria sobre la pista. “Tuvimos cuatro días libres, todos seguidos, pero viendo el partido una pensaría que fue justo al revés. Jugaron más duro que nosotros. Se llevaron todos los balones sueltos. Jugaron como si lo deseasen más que nosotros”.

Los Wolves, sin Towns

Uno de los factores que allanó el camino para la victoria de New Orleans fue la ausencia de Towns por un esguince en su rodilla izquierda. Según los servicios médicos su estado es day-to-day, por lo que no está descartado para el siguiente choque. Minnesota tampoco pudo contar con Jarrett Culver con síntomas de gripe, mientras que Robert Covington empezó en el banquillo por razones disciplinarias, ya que según Ryan Saunders llegó tarde.

El progreso de Ingram

Decir que Brandon Ingram puede ser el Jugador Más Mejorado de la temporada está bien lejos de ser una locura. Anoche, con 34 puntos, demostró nuevamente que está preparado para liderar un equipo pese al complicado escenario de los Pelicans. En un año ha pasado de promediar 18,3 puntos y 5,1 rebotes a dispararse hasta los 24,9 puntos y 7,1 rebotes. Alvin Gentry no tiene más que elogios para él. “Realmente quiere convertirse en un gran jugador. Continúa trabajando en su defensa y también en expandir su juego desde el triple. Tiene puesta toda su dedicación en convertirse en un gran jugador”.

(Fotografía de Chris Graythen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Los Blazers se sitúan a medio partido de los playoffs

Siguiente