Ni la baja de Antetokounmpo detiene a los Bucks

Suma y sigue para Milwaukee. El conjunto de Mike Budenholzer extendió su racha de victorias a 16 tras derrotar por un cómodo 127-112 a los , que también viven su particular racha, en su caso de 10 partidos perdidos de forma consecutiva. Los de Wisconsin mantienen de esta forma el ritmo marcado por los Lakers, con quienes están empatados en la cabeza de la tabla con un balance de 22-3.

El partido podía albergar cierto peligro dada la ausencia de Giannis Antetokounmpo, que causó baja por primera vez en lo que va de curso debido a unas molestias en el tendón. Estas llegaron bastante por sorpresa, y de hecho el propio Budenholzer se mostró algo confuso cuando se le preguntó por las mismas: “No sabemos exactamente qué ha pasado, pero esta mañana el dolor era tan intenso que hacía imposible que jugase hoy. Esperemos que no sea nada grave, y dado lo delicada que puede ser la situación iremos viendo cómo evoluciona día a día y seremos extremadamente cautelosos”.

De estas palabras se deduce que cabe la posibilidad de que el griego se pierda algún encuentro más para evitar riesgos. En vista de la ventaja que ha abierto el equipo sobre sus perseguidores y que los próximos encuentros no se antojan especialmente complicados (visita a Memphis y recibir a los Cavaliers), es posible que Giannis cuente con un pequeño periodo de descanso. No obstante, parece que puede estar tranquilo al respecto, ya que sus compañeros demostraron anoche que pueden valerse por sí mismos.

Arrollando desde el inicio

Quizás con la intención de demostrar el mundo que siguen siendo temibles sin el 34 en cancha, los salieron con la clara intención de aplastar a los Pelicans, algo que no tardaron demasiado en lograr. La ventaja sobrepasó los 20 puntos durante el primer cuarto (35-12) y llegó a ser de 28 tantos (56-28) en el segundo, poniendo un final prematuro a cualquier tipo de emoción o igualdad. Pese a que a lo largo del curso han tenido algunos problemas para conservar ventajas, estos no aparecieron en esta ocasión, lo que dio lugar a una noche plácida y sin sobresaltos en el Fiserv Forum.

Con 29 puntos y 6 asistencias, ocupó el lugar de Giannis como líder de Milwaukee, y lo hizo además con unos grandes datos de acierto (10/13 en tiro). Le siguió con 24 tantos, quien aprovechó el mayor volumen de tiro para firmar su mejor actuación desde que volvió de la lesión que le hizo perderse siete encuentros hace unas semanas. Por su parte, , titular por primera vez esta temporada, hizo valer también dicha condición dando continuidad a su buen momento de forma y anotando 18 puntos con un 80% de acierto en sus lanzamientos.

En el cuadro de Nueva Orleans, fue el máximo anotador con 31 tantos, mientras que anotó 25 y capturó 10 rebotes para firmar su cuarto doble-doble del curso. Todo esto, no obstante, sirvió de más bien poco, pues la imagen ofrecida por los de Gentry fue bastante pobre y no invita a ser optimista a la hora de pensar cuándo se romperá la mala dinámica. No parece que el próximo choque, en el que visitarán a unos 76ers invictos como locales, vaya a suponer el fin de la misma, y habrá que ver si el posterior regreso al Smoothie King Center les permite reencontrarse con un triunfo que se les resiste desde mediados de noviembre.

(Fotografía de portada: Ronald Martínez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Un triple de Bogdanovic pone fin a la racha de OKC

Houston necesita 55 puntos de Harden para vencer a Cleveland

Siguiente