Nikola Jokic se abona al triple-doble

Los Denver siguen en estado de gracia. El conjunto de Colorado logró su séptima victoria en los últimos ocho partidos tras imponerse a los por 121-100, llevándose así un partido que dominó con comodidad casi de principio a fin. Este triunfo refuerza a los de Malone como líderes del Oeste tanto numéricamente como a nivel de sensaciones, pues pocos equipos están siendo capaces de mostrar su nivel de brillantez y de consistencia.

La virtud de hacerlo todo bien

El hombre del partido fue, casi como de costumbre, , que con 18 puntos, 14 rebotes y 10 asistencias firmó su quinto triple-doble de la temporada. Esto le convierte en el tercer jugador que más veces ha alcanzado este logro en lo que va de curso, solo superado por Russell Westbrook (13) y Ben Simmons (6) y empatado con James Harden. No obstante, a diferencia de ellos, el serbio ha conseguido convertir todos sus triples-dobles en victorias para su equipo.

En 2019 el dato es aún más demoledor, pues el pívot ha logrado tres triples-dobles en los seis encuentros disputados desde que arrancara el año, tantos como Westbrook. Basta con ver la diferencia entre cómo atacan los Nuggets cuando está en cancha y cuando descansa para percibir que estamos ante un jugador diferencial, un hombre que, a base de números y de resultados, está pidiendo a gritos que la plaza de pívot titular del All-Star Game lleve su nombre.

Jokic estuvo bien acompañado por , máximo anotador del duelo con 23 puntos, y , que jugó su mejor partido de la temporada al acabar con 17 tantos y 12 rebotes.

Unos Clippers sin brillo

La imagen de los angelinos fue, por el contrario, bastante gris. Sin necesidad de parciales especialmente llamativos, Denver fue poco a poco aumentando su ventaja hasta hacerla irrecuperable, y nada pareció funcionar para los de Doc Rivers, que desde el 3-5 jamás volvieron a ir por delante. Esta derrota les saca de los cuatro primeros puestos, aunque se trata de una lucha tan apretada que parece imposible que no veamos cambios en ella tras cada madrugada.

Con 19 puntos, fue el máximo anotador de los suyos, y trató junto a , autor de 16 tantos, de dar un impulso desde el banquillo que hiciera posible la remontada. Sin embargo, esta vez ni la segunda unidad salvó a los Clippers, que echaron en falta la mejor versión de alguno de sus hombres clave. Ninguno estuvo especialmente mal, pues tanto como acabaron con 18 puntos, pero hace falta algo más cuando visitas al mejor equipo y al mejor local de la Conferencia Oeste.

(Fotografía de portada: Matthew Stockman/Getty Images)


Apoya a nbamaniacs y consigue acceso a contenido extra varias veces por semana. Aquí te contamos cómo hacerlo.