Mirotic y Portis lideran la sorpresa de Chicago ante Boston

y , no hace demasiado tiempo protagonistas negativos de la actualidad de los , fueron ayer lunes justamente lo contrario. La aportación de los otrora enemigos en el vestuario se convirtió en la llave que en la velada de anoche le dio el tercer triunfo seguido a los . ¡Y qué triunfo¡ Ni más ni menos que Chicago, hasta esta semana el peor plantel de la NBA, tumbó a los (108-85). Mirotic y Portis combinaron 47 puntos.

Reconciliados… al menos en la pista

Hace un par de meses, Portis agredió a Mirotic en su rostro, le mandó de baja médica y él fue sancionado con ocho partidos. De todo aquello quizá queden muchas rencillas, pero en la pista el regreso del ala-pívot de origen balcánico ha supuesto la mejor racha de Chicago este curso. Sin él, los Bulls penaban con 3-20 de balance. Ahora, Mirotic en pista, 3-0 de balance y una algo más aseado 6-20. Los Bulls empatan con los Hawks y ya no son ellos solos el peor conjunto de la liga. Algo es algo.

Y además, por muchas bajas que tuvieran los Celtics, sin Marcus Morris, sin Kyrie Irving, con Al Holford tocado, no deja de ser un triunfo imponente, por más de 20 puntos. Mirotic fue titular y firmó 24 tantos, nadie más llegó a esa cifra en el partido; Portis se quedó en 23, segundo mejor anotador de la cita y máxima anotación de la carrera para él.

Mediado el segundo cuarto, hubo un detalle que habló a las claras de que, como mínimo sobre el parqué, Portis y Mirotic pueden trabajar juntos a la perfección. Portis asistió a Mirotic para que este anotara en la pintura. A la vuelta, camino de empezar a defender, el ex del Real Madrid le agradeció el pase con el clásico gesto propio para estas situaciones y ambos chocaron las manos.

“No hay egoísmo. Cada jugador sale ahí a hacer las jugadas correctas”, apuntó tras el partido , quien consigue un poco de aire este curso.

Los Bulls sonríen. Por fin le dan una gran alegría a su público en una temporada anodina, de momento, donde todo iba realmente mal. Ahora se ha equilibrado algo el desastre. Tres victorias seguidas, la última frente a Boston que venía de una racha de 4-1. Para lo que fue Chicago hace nada, ni tan mal. Que se lo agradezcan, en parte, al dúo Mirotic-Portis. ¿Quién lo iba a decir?


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

En Oklahoma City se desesperan: “Esto tiene que parar”

Rajon Rondo logra su 30º triple-doble, pero los Pelicans caen en Houston

Siguiente