Historia en Atlanta: cuatro prórrogas y 329 puntos

La NBA no deja de sorprendernos. En un encuentro que podía parecer tranquilo entre Chicago y Atlanta ocurrió de todo. Noche para el recuerdo.

Los ganaron a los por un resultado final de 168-161 en el tercer partido con mayor puntuación de toda la historia de la NBA. 

Los 329 puntos combinados entre los dos equipos han sido superados solo por los 370 anotados por los Pistons y Nuggets en diciembre de 1983 y los 337 de los Bucks y Spurs en marzo de 1982.

“Nunca he sido parte de un partido tan largo”, dijo el escolta de los Bulls, , quien terminó con 47 puntos y fue el mejor en ataque de los suyos. “Hice un ‘airball’ porque estaba muy cansado”.  

Los Bulls tienen la plantilla más joven de la NBA, con una edad promedio de 24,1 años. Con lo cual, estaban más o menos preparados para un reto de estas características. Los Hawks también quisieron jugar con piernas frescas y su quinteto inicial contó con tres novatos. Omari Spellman pasó a la alineación, uniéndose a Young y Kevin Huerter.  Sin embargo, fue el jugador más mayor de los Hawks, Vince Carter, el segundo que más jugó de todo su equipo.

A sus 42 años, Carter es el jugador más mayor en la historia de la NBA en jugar al menos 45 minutos en un partido. Tremendo. No tiene límites.

Y encima hace estas cosas.

“Sabes, no sé si Vince se está volviendo más joven o qué, pero ha tenido noches increíbles este año”, dijo el entrenador de los Hawks, Lloyd Pierce. “Es un ejemplo notable de lo que nuestros jóvenes deberían ser y ver”.  

Young sigue espectacular

, que jugó casi 56 minutos, fue el máximo anotador del partido con 49 puntos. Además, agregó 16 asistencias y ocho rebotes.

De este modo, se convirtió en el primer novato en conseguir un encuentro de 45 puntos y 10 asistencias desde que Michael Jordan lo hizo el 26 de enero de 1985. “Ha sido un partido muy divertido. Probablemente uno de los más divertidos que he jugado en mi carrera”, dijo Young. “Estoy orgulloso de la forma en que luchamos aunque nos quedamos cortos”.

El jugador de los Hawks ha ido creciendo progresivamente desde que aterrizó en la liga y se encuentra, con diferencia, a su mejor nivel. No hay quien lo pare.

Un partido que no olvidaremos fácilmente que se terminaron llevando los Bulls. Mucho talento en los dos equipos, grandes momentos y un marcador final que entra directamente en el podio de la historia.

La NBA no deja de sorprendernos.

(Foto de portada de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Primera victoria de los Celtics tras el All-Star

Los Hornets vuelven a puestos de playoffs

Siguiente