Noche de infortunio para los técnicos de Hawks y Pelicans


Darvin Ham y Darren Erman fueron los entrenadores de Atlanta y New Orleans, respectivamente, al final del amistoso de preparación disputado entre ambas franquicias. Los técnicos titulares de Hawks y Pelicans tuvieron que dejar la responsabilidad a sus asistentes de forma involuntaria. Mike Budenholzer se vio obligado a abandonar la cancha en el segundo cuarto tras un involuntario choque en la banda con Langston Galloway, mientras que Alvin Gentry ni siquiera apareció en el banquillo por un “malestar estomacal”. Atlanta ganaría el accidentado partido por 96-89.

Doloroso encontronazo

Budenholzer ya estaba previamente dañado antes de ser arrollado por Galloway cuando el escolta de los Pelicans intentaba alcanzar un balón suelto. El entrenador y presidente de los Hawks lleva un vendaje en la mano derecha tras haber sido operado de un dedo roto. Tras el choque, Budenholzer mostró claros signos de dolor y se marchó al vestuario, dejando la dirección a su asistente Darvin Ham. La franquicia anunció posteriormente durante el descanso que Budenholzer se encontraba “bien”, pero que no regresaría al partido.

Tampoco fue una noche agradable para Alvin Gentry, entrenador de los Pelicans, quien ni siquiera se sentó en el banquillo por problemas estomacales, con su asistente Darren Erman dirigiendo al equipo. La ausencia de Gentry fue la puntilla para un equipo azotado por la mala suerte. Además, de Jrue Holiday, ausente mientras acompaña a su esposa (tratándose de un tumor cerebral) y a su hija recién nacida, New Orleans no contó por lesión con Anthony Davis, Tyreke Evans, Quincy Pondexter, E’Twaun Moore y Robert Sacre. Una situación demasiado similar a la temporada pasada que dejó a los Pelicans descolgados de la pelea por los Playoffs demasiado temprano.

Dominio de Atlanta

https://twitter.com/CauldronICYMI/status/788548757570760704

En el partido propiamente dicho, pese a que Dwight Howard también estuvo cerca de añadirse a la lista de tocados por un casi suicida salto sobre la mesa de anotación, los Hawks aprovecharon con claridad las bajas de New Orleans cuando sus titulares estuvieron en cancha. Por primera vez en esta pretemporada, Atlanta dispuso de su cinco inicial esperado al completo (Schröder, Korver, Bazemore, Millsap, Howard), y su dominio ante los diezmados Pelicans no se hizo esperar, controlando la primera mitad por un claro 59-33.

Eso sí, el máximo anotador de los Hawks apareció desde el banquillo gracias a Tim Hardaway Jr., quien terminó con 16 puntos y parece haberse repuesto de un torpe inicio de pretemporada. Por New Orleans, en ausencia de Anthony Davis y otros jugadores importantes, el máximo anotador fue su ex-compañero en Kentucky Terrence Jones, con 18 puntos, pero la falta de coordinación ante tantas bajas acabó haciendo daño pese a un buen final de Buddy Hield y Solomon Hill (13 puntos cada uno) en el último cuarto, maquillando un resultado que acabó siendo más ajustado de lo que fue el partido en Atlanta.

 


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.