Norman Powell, el fruto tardío

A veces, en los embarazos, los partos se adelantan a los nueve meses previstos. Si el feto se extralimita en su impaciencia, lo solemos llamar sietemesino. En el caso de sería justo lo contrario. De “oncemesino” —o casi anualino— podría catalogarse su alumbramiento en la NBA. Tardó en salir. Pero cuando nació, nació gordo, bien hecho, y se había saltado de un tirón todas las fases de llorar, berrear, dormir y mamar.

El novato de UCLA fue seleccionado por los Toronto en el lóbrego puesto 46 del pasado draft. Su primer año apuntaba a carne de todo menos de minutos, y mucho menos de impacto inmediato. Efectivamente, inmediato no fue. Tardó, como es normal, varias semanas en ganarse la confianza de , pero poco a poco y con tesón, fue ganando su hueco en la rotación.

Decir que podría haber peleado por el ‘Rookie del año’ de haber despuntado algo antes, sería decir demasiado —mis respetos a Towns—, pero sin duda le habría bastado para colarse en el mejor quinteto de novatos. Su temporada regular la finalizó con 5,6 puntos y 2,3 rebotes en 14,8 minutos. Ahora miremos sus números de abril: 15,3 tantos, 4,4 rebotes, 2,5 asistencias y 1,4 robos en algo menos de 32 minutos. Su último encuentro de regular season fue la mejor manera de cruzar la meta tras un bestial sprint final: 30 puntos ante los Nets.

Listo para Playoffs

Y si bien quizás explotó demasiado tarde para ganarse los focos durante los seis primeros meses de competición, llega muy a tiempo para la criba de abril y mayo. Su voz, ya lo ha hecho, resuena entre los más vocingleros de la lonja. En cinco partidos ante los Indiana Pacers colabora 16,8 minutos por noche. En ese lapso al escolta le da tiempo a sumar una media seis puntos e incluso a colarse en el número uno de las cinco mejores jugadas de la jornada.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Jason Terry “garantiza” el Game 6

David Blatt se reúne con los Knicks

Siguiente