Novena victoria seguida de los Golden State Warriors


Como un reloj al que a veces hay que dar un poco de cuerda para que siga funcionando pero al que no hay que reparar, ni tocar. Así funcionan estos Warriors, novena victoria seguida. El triunfo de este jueves ante los Wizards (118-126) muestra el mejor estado posible de los actuales campeones, líderes del Oeste con un balance de 34-14 y 2,0 victorias ya sobre Denver, segundo clasificado.

Curry guía hacia la mejor racha de la temporada para ellos

Golden State no pierde desde el 3 de enero, ante los Rockets. A partir de ahí, 9-0 de balance, con seis de esos encuentros fuera de casa. Los Warriors suman la mejor racha activa de la NBA y la mejor para ellos en lo que llevamos de curso-

Ayer, a domicilio, se encomendaron a Stephen Curry, 38 puntos y en menor medida a Kevin Durant y DeMarcus Cousins, 21 y 17 puntos, respectivamente, para sacar adelante el duelo en la capital de los Estados Unidos. Klay Thompson, 9 puntos y un mal 4/13 en tiros de campo, no estuvo acertado, pero estos Warriors son lo suficientemente completos y demoledores como para poder vivir en noches como la de ayer sin el concurso importante de una de sus estrellas.

Washington lo tuvo

A remolque casi toda la velada, los Wizards demostraron que saben y pueden jugar contra cualquiera y que quizá todavía no sea tarde para abrazar los playoffs. En un equipo que, hay que decirlo, se desenvuelve mejor por momentos sin John Wall, Tomas Satoransky ha tomado el mando. Anoche, 20 puntos y 10 rebotes. Washington llegó con opciones al último cuarto, cuando un triple del trabajador Chasson Randle, 11 puntos y 3/3 desde el perímetro, puso el 106-108. Los Wizards firmaban ahí un parcial de 11-2 aprovechando el descanso puntual que Steve Kerr había dado a Curry y a Draymond Green. Sam Dekker pudo empatar la contienda con una bandeja que marró. Ahí se le fue el duelo. Washington, 20-27, está a 2,5 partidos de las eliminatorias por el anillo en el Este.

Cousins, más minutos e invicto con los Warriors

Volvió hace una semana y no conoce la derrota con la camiseta de Golden State (3-0). DeMarcus Cousins sigue su puesta a punto. Si en su debut jugó cuarto de hora y luego contra los Lakers 20 minutos, ayer Kerr elevó un poco más su presencia en pista, dentro de ese plan de minutos restringidos para el pívot. Cousins disputó casi 25 minutos, salió de titular y firmó 17 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias, 1 tapón y 8/12 en tiros de campo. En estos citados tres duelos promedia 20,2 minutos para 13,0 puntos, 7,0 rebotes, 3,7 asistencias y un 57,1 de éxito desde el triple.

(Fotografía de portada: Rob Carr/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.