Novenas Finales NBA para LeBron James y octavas consecutivas


La victoria en el séptimo partido de las Finales del Este ante los Celtics permite a LeBron James alcanzar sus octavas Finales de la NBA seguidas, las novenas en total. Desde 2011, James no ha fallado a la cita de las citas con el baloncesto mundial. Y lo ha repartido de la siguiente manera: 2011, 2012, 2013 y 2014 con Miami; 2015, 2016, 2017 y 2018, con Cleveland.  Además de estas ocho Finales seguidas, LeBron le une las alcanzadas en 2007, también con los Cavaliers.

Un balance de 3-5 en anillos

A falta de lo que suceda en esta edición de 2018, cuyo rival del Oeste se conocerá mañana martes y que saldrá del duelo entre Rockets y Warriors, en sus ocho anteriores Finales LeBron se ha llevado tres anillos. Su debut en 2007 se saldó con derrota y no fue hasta 2012, en su segunda campaña con los Heat, cuando abrazó la gloria por primera vez. Después, repitió en 2013 y luego ya en 2016 con Cleveland. Aquel fue el primer campeonato para la franquicia y el primero para LeBron con un plantel diferente a los Heat.

Es decir, LeBron lleva un anillo con los Cavs, y tres Finales perdidas (2007,2015 y 2017) y dos anillos con los Heat y dos Finales perdidas (2011 y 2014). Las Finales de 2018 hacen que LeBron deshaga el empate en series por el anillo jugadas, ya que hasta la fecha había repartido cuatro con Miami y cuatro con Cleveland. Ha sido el MVP de las tres Finales que se ha llevado al bolsillo.

Cleveland, quintas Finales

Para la entidad de Ohio no hay gloria sin James. Al menos, de momento, siempre han necesitado a El Rey para alcanzar el último escenario. Todas las Finales que cosechan, es decir, 2007, 2015, 2016, 2017 y estas ahora de 2018, han sido bajo sin influjo. Sin él, antes, la nada, solo un par de Finales del Este en 1976 y 1992.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.