Nowitzki entra en el club de los 30.000 puntos con una 1ª mitad mágica

Kareem Abdul-Jabbar, Karl Malone, Kobe Bryant, Michael Jordan, Wilt Chamberlain y, desde este martes, . El jugador de los entró un poco más en la leyenda de la NBA convirtiéndose en el sexto jugador de la historia que alcanza 30.000 puntos en temporada regular. Una cifra solo al alcance de los más grandes culminada en una magnífica primera mitad que dejó encarrilado su partido ante los , con victoria final por 122-101.

Marca de la casa


El astro alemán necesitaba 20 puntos para llegar a 30.000. Algo fácil en otras épocas, pero no tan al alcance a sus 38 años (promediaba 13,6 puntos hasta esa noche). Pero era claro que no era un partido más. Con su mentor durante más de 20 años, Holger Geschwindner, presente en el American Airlines Center de Dallas, y con el público jaleando cada canasta más que nunca, Nowitzki fue durante los primeros minutos el de los mejores años.

En el primer cuarto, el alemán anotó 18 puntos, con solo un fallo de tiro. Su elegante repertorio de lanzamientos de media y larga distancia brilló como hacía tiempo que no lo hacía ante la floja defensa de los bisoños Lakers. Tras un minuto de segundo cuarto jugado, Nowitzki recibía el balón dentro del arco, defendido por Larry Nance Jr. Como en literalmente miles de ocasiones, del ala-pívot se alzaba echando el cuerpo hacia atrás y dibujaba una perfecta parábola con el balón, anotando sus puntos 29.999 y 30.000.

Curiosamente la canasta de los 30.000 puntos fue conseguida ante un defensor de los Lakers con el número 7, igual que la canasta de los 20.000 puntos años atrás.

Fiesta sin interrupciones


El juego no se detuvo, si bien la afición de Dallas lo celebró con auténtico delirio. Dirk Nowitzki tuvo incluso tiempo de soltar un lejano triple frontal para elevar su cifra a un capicúa 30.003, momento en el que Luke Walton pidió tiempo muerto para los Lakers. Los jugadores de los Mavericks y su propietario Mark Cuban se avalanzaron sobre su estrella para celebrar lo que fue un momento inolvidable en Dallas.

Pasada la emoción, el partido fue un monólogo de los Mavericks hasta los minutos basura. Dirk Nowitzki solo anotaría dos puntos más (terminaría con 25, además de 11 rebotes), dejando minutos de brillantez para el enrachado Seth Curry (18 puntos) y para el recién llegado Nerlens Noel (11 puntos y 12 rebotes).

Un duelo desequilibrado


Los Lakers sacaron pequeñas alegrías, como el tercer triple-doble de la temporada de Julius Randle (13 puntos, 18 rebotes y 10 asistencias) o los 22 puntos de D’Angelo Russell y Jordan Clarkson, pero su maldición ante los Mavericks continuó. Desde abril de 2013, todos los duelos entre ambos equipos terminaron con victoria tejana. Es decir, cuatro temporadas completas y 14 partidos sin que los Lakers sepan lo que es ganar a Dallas. Un detalle extra en lo que fue una celebración de de Dirk Nowitzki, el jugador más importante de la historia de los Mavericks.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Exhibición anotadora sin premio de Westbrook (58 puntos)

Lance Stephenson volverá a los Timberwolves

Siguiente