Nowitzki se ‘sacrificará’ de nuevo por el bien de los Mavs

Los Dallas tienen la opción unilateral de salirse del contracto que les ata a antes del próximo 29 de junio. Sin embargo, en este plano, el que toma las decisiones es Dirk.

El teutón firmó al año pasado un acuerdo de 1+1 por valor de 25 millones de dólares cada uno. Y dejó una rendija abierta por la que poder respirar la franquicia, merced a un segundo año con team option. Como decíamos es el propio Dirk quién decide si ‘renuncian’ o no. Pero aquí los Mavs juegan con ventaja, porque saben que este amor vitalicio opera la sinergia.

Su ala-pívot hará lo que sea necesario para que el equipo sea lo más competitivo posible mientras él esté ahí. Disminuir sus emolumentos con tal de conseguir retener un buen agente siempre será una opción que el Robin Hood estará dispuesto a estudiar.

Lo que sea por por Noel

Así pues, según HoopsRumors, sería  y el deseo de la franquicia por volverlo a firmar el que provocaría la ruptura del contrato de Dirk en aras de firmar uno nuevo, más modesto, que les de el desahogo en tesorería necesario para acometer el contrato del ex de los Sixers.

Noel fue traspasado a Dallas el pasado febrero a cambio de Andrew Bogut, Justin Anderson y una primera ronda del Draft. Partió del banquillo, pero poco tardó en arrebatarle la titularidad a Yogi Ferrell, dándole centímetros y defensa al quinteto de Rick Carlisle. En sus 22 partido con la camiseta tejana, 12 como titular, ha promediado 8,5 puntos, 6,8 rebotes y 1,1 tapón en 22 minutos.

Y ahora, volvemos a realizarnos la misma pregunta que hace unas semanas, ante las nuevas incógnitas que provocan el sacrificio de Dirk. ¿Merece, o llegará a firmar, Nerlens Noel un contrato máximo con los Mavs?


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Kerr y Curry coinciden sobre el 3-1: “Este año es diferente”

Tyronn Lue y el ‘trash talking’ del cuarto partido: “Me gustó”

Siguiente