Nurse, sobre el posible boicot al Raptors-Celtics: “Un par de mis jugadores dicen que están pensando en irse a casa”


Un nuevo caso de violencia contra la población negra vuelve a poner patas arriba al colectivo de jugadores de la NBA. El atentado policial sucedido en Wisconsin el pasado domingo contra Jacob Blake, quien sigue ingresado en el hospital con pronóstico grave, ha reabierto todas las heridas que no habían cicatrizado y se originaron con el asesinato de George Floyd.

Los primeros en alzar la voz fueron los jugadores de los Toronto Raptors. El equipo canadiense mantuvo una reunión de puertas para dentro el martes en la que se planteó la posibilidad de boicotear el primer partido de semifinales de conferencia —ante Boston— que tiene que disputarse este próximo jueves. Fred VanVleet, base de Toronto, expresó el sentir de la plantilla: “Al final, si vamos a sentarnos aquí y hablar de cambiar las cosas, en algún momento tendremos que arriesgar nuestras nueces y poner en juego algo que perder, mejor eso que tener solo dinero y visibilidad”.

VanVleet no dijo directamente que los jugadores de los Raptors estuvieran pensando montar una huelga, pero sí que habían discutido todo tipo de posibilidades. “Sí, hay muchas cosas diferentes de las que hemos hablado”, fue su contestación a si pensaban no jugar.

De hecho, como siempre se admitió desde el colectivo de jugadores de la NBA, los objetivos de la burbuja de Florida eran dos: poder finiquitar la temporada y actuar como altavoz de la justicia social y la causa Black Lives Matter.

Los jugadores de los Boston Celtics también se reunieron el martes para discutir opciones. Brad Stevens, técnico jefe, no admitió que ninguno de sus jugadores se plantee parar directamente, pero sí que el incidente de Jacob Blake ha afectado, mucho, a su plantilla.

“Quiero ir con la protesta”, publicaba Jaylen Brown, alero de Boston, en la tarde del martes a través de su cuenta de Twitter. Sabemos, pues, que algún jugador estaría de acuerdo con lo de no jugar el primer partido de las semifinales. De llegar a las últimas consecuencias.

Recordemos que Brown fue uno de los integrantes de la Liga que más se volcó con las protestas posteriores al asesinato de George Floyd en Minnesota.

Dos jugadores en Toronto

Nick Nurse, técnico de los Raptors, confirmó este miércoles la existencia de jugadores —al menos en su equipo— que quieren el boicot, con todas las consecuencias.

Ante la pregunta de si Toronto pensaba boicotear el primer partido ante los Celtics, como se había especulado tras las declaraciones de VanVleet, el técnico respondió: “No lo sé. He oído a dos de mis jugadores diciendo que están pensando en irse a casa. No sé si es algo de todo el equipo. […] Boicotear el juego ha sido una opción que ha surgido como manera de, otra vez, demandar un poco más de acción. Y creo que eso es realmente lo que quieren. Creo que hay mucha atención y no hay suficiente acción [respecto a la causa Black Lives Matter]; eso es lo que percibo del debate”, podía alegar Nurse y se hizo eco el periodista Tim Bontemps (ESPN).

Raptors y Celtics se reunieron en la noche del martes, en el área de jugadores del Grand Destino Hotel, para discutir la posibilidad de ejecutar un boicot de cara al Game 1, según pudo saber Marc J. Spears (The Undefeated). Parece que ninguna conclusión fue definitiva y este miércoles ambas plantillas volverán a reunirse para extraer una posición en claro. El hecho de plantarse y no jugar como protesta a los nuevos atentados en Wisconsin está muy encima de la mesa. Para nada se ha desestimado.

Jacob Blake

Jacob Blake es un ciudadano negro de Wisconsin que el pasado domingo recibió varios disparos por parte de la policía cuando se dirigía al asiento de conductor de su vehículo. El padre de Blake aseguró que su hijo recibió hasta siete disparos. El abogado de la causa, Ben Crump, alegó que su cliente se encuentra en estado de parálisis y que “haría falta un milagro” para que volviera a caminar.

En disturbios posteriores al ataque contra Jacob Blake, las autoridades de Wisconsin confirmaron dos muertes tras un tiroteo orquestado por grupos de ideal contrario a las protestas a favor de la comunidad negra.

LeBron James o Doc Rivers son otras de las personalidades NBA que más han alzado la voz tras el ataque contra Jacob Blake: “Este país no nos quiere”, dijo el preparador de los Clippers tras el partido del martes ante Dallas.

(Fotografía de portada: Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.