Obi Toppin trabaja a destajo para olvidar su temporada de novato


Obi Toppin no tuvo demasiado para preparar su temporada de debut en la NBA. El jugador formado en Dayton fue escogido en el puesto número 8 del Draft 2020 a finales de noviembre, y apenas unos días después comenzaba su primera pretemporada como profesional.

La falta de adaptación y la explosión de Julius Randle como estrella del equipo le relegaron a tomar un rol secundario en la rotación de Thibodeau; no obstante, para afrontar su segunda campaña en los New York Knicks ha cerrado un concienzudo plan de entrenamiento que le permita dar un pasito hacia delante.

Y esto no ha hecho más que empezar. Apenas cuatro días después de quedar apeados de los playoffs contra Atlanta Hawks, Toppin regresó a las instalaciones de Tarrytown para entrenarse con los Knicks. Asimismo, ha recibido por sorpresa una llamada del Team USA para ayudar con la preparatoria de los Juegos Olímpicos de Tokio. Y apenas sin descanso, en agosto volverá a reunirse con los neoyorquinos para afrontar su primera edición de Las Vegas Summer League.

“El mensaje de mis entrenadores fue muy claro. Que viniendo aquí (Las Vegas) tenía que ser como un esponja”, señaló Toppin al NY Post. “Hay grandes entrenadores y grandes jugadores, y simplemente me ayudarán a desarrollar mi juego y a mejorar. Estoy trabajando muy duro en esta pretemporada para mejorar. Será muy diferente a mi primer curso”, señaló.

El nativo de Brooklyn apenas promedió 11 minutos en su curso de debut con unos promedios de 4,1 puntos, 2,2 rebotes y 0,5 asistencias por jornada.

“No voy a decir que tuvo el mejor año de novato. Pero para mí, tener la oportunidad de venir aquí con los Estados Unidos, y ayudar a los muchachos a preparar los Juegos Olímpicos… Tener esa oportunidad es increíble y no lo cambiaría por nada del mundo”, admitió Toppin.

Todas las oportunidades que no recibió en la temporada regular, sí las tuvo en los playoffs con los problemas de su compañero Randle. Se le vio activo, con mucha ganas y demostró que puede correr la pista muy bien.

“Los playoffs fueron un refuerzo total a mi confianza”, admitió. “Me sentí muy mejorado. Pero era parte del trabajo que hacía todos los días. Mis compañeros confiaban en mí, y yo confiaba en lo que podía hacer”, añadió.

Durant como mentor de Quickley

Immanuel Quickley también ha sido escogido para participar en los entrenamientos del Team USA. El novato de los New York Knicks ha agradecido enormemente la oportunidad, y al igual que su compañero de vestuario, aprovechará la oportunidad para aprender de los mejores. Y si de alguien quiere aprender durante su estancia en Las Vegas, ese es Kevin Durant, tal como ha reconocido el propio novato en unas declaraciones al citado medio.

“Cuando fui escogido para el Select Team, estaba muy emocionado. Muy agradecido”, dijo Quickley. “Solo para aprender de los mejores cerebros del baloncesto, tal como Kevin Durant. Estar rodeado de los mejores profesionales y mejores jugadores del planeta es un gran experiencia”, destacó.

“Y acabo de hablar con KD y me dijo que podemos trabajar juntos cuando estemos aquí. Y eso es probablemente lo mejor que puede pasar. Están dispuestos a enseñarnos y a trabajar con nosotros. Fue una de las mejores cosas que escuché hoy”, añadió.

(Fotografía de portada: Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.