OKC hace estéril un nuevo recital de Zion Williamson

Si hace tan solo dos días hablábamos del mejor partido de la carrera de , hoy hay que reescribir la breve historia del rookie de los . El ex de Duke volvió a superarse a sí mismo, y en su décimo partido en la NBA logró irse hasta 32 puntos que, no obstante, no sirvieron para que los suyos se llevasen el triunfo. Nueva Orleans cayó ante los por 118-123 en un encuentro que se decidió en los compases finales, momento en que sacó su clase a relucir.

El italiano fue el máximo anotador de Oklahoma con 29 tantos, 11 de los cuales llegaron en los últimos cinco minutos y sirvieron para certificar la victoria número 33 de OKC, que empata con los Mavericks por el sexto puesto del Oeste. Pese a que su posible traspaso a los Heat sonó con mucha fuerza en el cierre de mercado, no fue en ningún caso porque Gallinari no fuese una pieza fundamental para Donovan, y anoche lo demostró con una actuación tan decisiva como eficiente, ya que el alero anotó 12 de sus 18 tiros.

También destacó Dennis Schröder, autor de 22 puntos, mientras que se fue hasta los 17. , por su parte, se quedó en 14, pero sumó también 12 asistencias y 8 rebotes. Por último, firmó un doble-doble de 11 tantos y sendos rebotes, y anotó el primer triple de su carrera en un lanzamiento a una mano desde el medio campo mientras sonaba la bocina que mandaba el partido al descanso.

En números de Michael Jordan

Pese a que varios jugadores de los Pelicans estuvieron a buen nivel, no puede no hablarse casi en exclusiva de Zion, que aprovechó la baja de Ingram para asentarse como indiscutible líder de los de Gentry y seguir dando señales de progresión. Williamson volvió a ser intratable en la pintura, indefendible cuando recibía en movimiento, una máquina de cargar el rebote ofensivo y, a diferencia de en sus primeras noches, fiable desde el tiro libre (10/13). Sus 32 puntos en 31 minutos son difíciles de concebir en alguien que debutó hace un par de semanas, pero lo cierto es que, viendo con qué jugadores hay que compararle en este inicio de su carrera, cada día parece más claro que estamos ante un verdadero hito.

Y es que anoche Zion se convirtió en el primer rookie en 35 años en anotar 20 o más puntos en ocho de sus diez primeros partidos, algo que no se veía en la NBA desde que Michael Jordan hiciese su debut en la liga. Además, se convirtió en el primer novato de los Pelicans en encadenar dos encuentros anotando 30 o más tantos, confirmando que ha llegado a la franquicia con el firme objetivo de ser un antes y un después para la misma y que tiene condiciones de sobra para lograrlo.

Al margen de él, destacó con 24 puntos, mientras que terminó con 16 tras firmar un 5/8 en triples. Además, logró un doble-doble de 14 tantos y 11 asistencias, a lo que añadió 6 rebotes.

(Fotografía de portada: Jonathan Daniel/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Participantes del Concurso de Habilidades All-Star NBA 2020

Siguiente