OKC roza una remontada histórica pero acaba cayendo ante Toronto

Los Toronto se reencontraron con la victoria en su visita al Chesapeake Arena, donde se impusieron por 121-130 a los . El cuadro de Nurse llegó de esta forma a las 26 victorias, cifra idéntica a la que suman tanto Pacers como 76ers, aunque estos lo hacen con más partidos en su haber, lo que deja a los canadienses como cuartos clasificados de una apretada Conferencia Este.

Pese a la notable ausencia de VanVleet, que se ha perdido los últimos cuatro encuentros, los visitantes ofrecieron una gran versión en Oklahoma City, especialmente durante la primera mitad. Es más, es probable que la baja de Fred contribuyese en cierto sentido, ya que hizo a Nurse apostar por un quinteto de mucho tamaño con Anunoby como escolta, Siakam como alero, e Ibaka y Gasol en el juego interior, lo que dio muchos problemas a OKC. Los locales, que quedaron desprotegidos cuando Steven Adams tuvo que abandonar el choque con un golpe en la rodilla, no fueron capaces de igualar a los canadienses a nivel atlético, lo que dio lugar a numerosos missmatches que especialmente Pascal y Serge se encararon de castigar.

Además, la polivalencia de muchos de estos hombres dio también un plus defensivo a Toronto, que en una arrolladora primera mitad llegó a verse 30 puntos arriba. No obstante, estos Thunder han demostrado que su constancia y tenacidad es una de sus indiscutibles virtudes, y poco a poco fueron reenganchándose a un partido que parecían tener claramente perdido hasta llegar a colocarse solo tres puntos abajo (121-124). Fue entonces cuando apareció la figura de , que con dos complicadas canastas volvió a abrir distancias y selló un triunfo que se había complicado enormemente.

Powell lidera desde el banquillo

La reacción de los de Donovan llegó a través de su defensa, pues el técnico, en vista de los problemas de tamaño de los suyos, optó por complicar la vida a Siakam asignándole defensores mucho más pequeños como o Schröder, lo que le impidió penetrar con tanta frecuencia. Esto sumado al plus de intensidad y agresividad en las marcas tras el descanso acabó con la fluidez del ataque de los visitantes, que vivieron momentos de apuro que habrían sido aún más graves de no ser por su acierto exterior en momentos decisivos. Toronto anotó 15 triples en 27 intentos, algunos de ellos verdaderamente oportunos y complicados, una faceta en la que destacó .

El escolta logró encestar tres lanzamientos desde el perímetro en cuatro intentos, algunos de ellos vitales para frenar los intentos de Oklahoma de acercarse. Es más, Powell fue el máximo anotador de los suyos con 23 puntos, 13 de los cuales llegaron en la segunda mitad, lo que le convirtió en parte indispensable del triunfo. Le siguieron y , ambos con 21 tantos, mientras que , que volvía tras 12 partidos de baja, terminó con 15.

Por parte de los locales, Dennis Schröder lideró al equipo en anotación con 25 puntos, seguido por los 23 de y los 21 de . No obstante, si alguien se encargó de comandar a los de Donovan sobre el parqué ese fue Chris Paul, que jugó un choque de lo más completo y terminó con 16 tantos, 11 asistencias, 5 rebotes y 4 robos, y de hecho sus minutos en pista se saldaron con un +18 para los suyos. El base fue preguntado al final del encuentro por la remontada frustrada, a lo que respondió con tono crítico: “No podemos tardar tanto en imponer nuestro juego”.

(Fotografía de portada: Gregory Shamus/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.