Oklahoma empata la serie ante Houston con un fantástico Schroder


Con Dennis Schroder a su mejor nivel la vida es mucho más sencilla. El jugador alemán se ausentó de la burbuja por su paternidad y ha tardado algo más que sus compañeros en coger el ritmo, pero cuando lo ha hecho ha dejado temblando a todo un equipazo como es Houston Rockets. Hace dos días fueron 29 puntos para que Oklahoma City Thunder sumase su primera victoria en la serie. Anoche fueron 30 para poner el 2-2 en una eliminatoria que en estos momentos se ve al 50 por ciento para cada equipo.

OKC ganó, pero no sin dificultades. El 117-114 final refleja perfectamente lo mucho que tuvieron que trabajar los chicos de Billy Donovan para sellar el triunfo, sobre todo viendo como mediado el tercer cuartos los Rockets apretaron hasta ponerse 15 puntos arriba (88-73). Ese fue uno de los grandes momentos de Schroder, quien firmó dos triples –uno sobre la bocina– para liderar un parcial de 19-5 con el que se quedaban a un solo punto de distancia a falta de 12 minutos. Ahí, en el cuarto decisivo, supieron definir.

“Siempre creo que podemos darle la vuelta al marcador. Simplemente se trata de poner un poco más de energía, frenar ataques del rival, lanzar buenos tiros y estar en un buen ritmo. Lo hemos estado haciendo toda la temporada”. No le falta razón al germano, ya que en hasta 17 ocasiones han ganado tras entrar en el último cuarto por detrás en el marcador. Junto a Schroder destacaron las actuaciones de Chris Paul con 26 puntos y 6 rebotes, así como el doble-doble de 18 puntos y 12 rebotes de Shai Gilgeous-Alexander.

Houston, 23 triples

James Harden se fue hasta los 32 puntos, 8 rebotes y 15 asistencias mientras que el equipo en global firmaba un total de 23 triples anotados. Con tales guarismos parece complicado perder un partido, pero es que la defensa de Houston, tan alabada en recientes fechas, sufrió mucho ante el ataque de OKC, que se iría hasta un 49% en tiros de campo. Eric Gordon (23 puntos) cree que justo ahí estuvo la clave. “En este partido necesitábamos hacer una mejor defensa individual. Quisieron separarnos para jugar uno contra uno y lo hicieron. Anotamos lo suficiente, pero ellos continuaron haciéndolo igual y ahí estuvo la definición del partido”.

La derrota no sentó nada bien a La Barba. Sin contar aún con la colaboración de Russell Westbrook (no ha debutado en playoffs por una lesión en el cuádriceps) el MVP de 2018 cree que no supieron manejar el partido en ataque ni en defensa. “Los equipos van a hacerte parciales durante el partido, pero el problema es la forma en la que nos los hicieron. No fuimos capaces de hacer nuestros tiros en ataque, y en defensa no nos ceñimos a nuestros principios. Fue un desastre a ambos lados de la cancha”, sentencia.

Los banquillos

OKC tiene un excelente sexto hombre en Schroder; Houston no cuenta por ahora con nada parecido. La diferencia anoche entre las segundas unidades fue de 43-13… Sí, 30 fueron del alemán, quien juega muchos minutos, pero de igual modo los de Texas no pueden permitirse Ben McLemore acabe con 3 puntos y Austin Rivers con 0. Enchufarlos y ver la mejor versión de ellos puede ser determinante para los Rockets puedan hacer que la balanza caiga a su favor.

(Fotografía de Kim Klement-Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.