Oklahoma suma un nuevo triunfo dejando en 86 puntos a los Lakers


Solo tres jugadores de la franquicia californiana alcanzaron la decena de puntos con LeBron a la cabeza (19)

Oklahoma City Thunder no encontró anoche rival en Los Angeles Lakers. Los de Billy Donovan dominaron de principio a fin a los de oro y púrpura hasta el punto de provocar en estos su peor actuación ofensiva de la temporada –86 puntos con un doloroso 5 de 37 en triples–. Por parte de OKC el quinteto inicial liderado por Chris Paul funcionó como un reloj para sumar una importante victoria que les iguala en récord con los Rockets en la quinta plaza de la Conferencia Oeste.

“Simplemente intentamos mantener nuestro plan de juego. Tratamos de mantener a esos chicos alejados de la línea de tiros libres tanto como fuese posible. Quisimos construir un muro alrededor de LeBron para cuando este trata de empujar al equipo. Solo pensamos cómo ponerlos en dificultades”, señala un Chris Paul que terminaría el encuentro con una completa actuación de 21 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias, y que estuvo muy bien acompañado por Danilo Gallinari (19 puntos) y Steven Adams (18).

Por parte de los Lakers el mejor fue LeBron James con 19 puntos y 11 rebotes; sin embargo, se le sigue viendo lejos de su mejor nivel ofensivo, sobre todo en lo que se refiere al lanzamiento de larga distancia. Frente a OKC, siguiendo la línea del equipo, firmó un 0 de 5 en triples. En todo caso, El Rey no parece preocupado por una pobre actuación que supone la segunda derrota del equipo en la burbuja de Orlando.

“Pienso que tuvimos algunas posesiones muy buenas. A veces nos hace daño el tener una mala selección de tiro en el transcurso de estos partidos, pero tuvimos algunos momentos positivos. Nuestra defensa fue bastante buena. Solo permitimos que los Thunder lograsen anotar un 43% de sus lanzamientos. Encontraremos nuestro ritmo y mejoraremos”, señala James, a quien solo acompañaron alcanzando los 10 puntos Dion Waiters (14) y Kyle Kuzma (10). Anthony Davis se quedó en nueve.

Lo cierto es que los Lakers tienen pocos motivos para preocuparse más allá de recuperar el acierto en el tiro. Con la primera plaza del Oeste asegurada, su presente indica que solo deben trabajar por llegar en la mejor forma posible a playoffs y, por supuesto, evitando lesiones por el camino. Así lo ve Frank Vogel: “Estamos construyendo hábitos y cada vez que estamos sobre la pista tenemos la oportunidad de hacerlo y mejorar nuestro ritmo. Estos partidos siguen siendo muy importantes para que hagamos eso”, avisa a los suyos.

Bajas en ambos equipos

En el partido de anoche los dos equipos debieron reponerse a bajas en sus rotaciones habituales. Oklahoma no pudo contar con Mike Muscala, quien se encuentra pasando el protocolo de conmoción cerebral, con Terrance Ferguson, molestias en su pierna derecha, ni con Dennis Schroder, que abandonó la burbuja por el nacimiento de su segundo hijo. Los Lakers por su parte disputaron el encuentro sin Dwight Howard, quien tenía molestias en la rodilla derecha. A su baja se sumó por unos minutos Kentavious Caldwell-Popetras recibir un golpe de Chris Paul. Fue solo un susto, ya que el escolta regresó posteriormente a la cancha

(Fotografía de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.