Otro sobresaliente partido de Kevin Love que no se traduce en victoria

lleva tiempo reclamando una mayor aportación del colectivo que integra a los . En la jornada del viernes parecieron oírle, pero otra vez le han vuelto a cargar de razones para quejarse.

El ala-pívot de Minnesota acabaría con 36 puntos, 11 rebotes y 4 asistencias, pero caerían en saco roto ante la derrota de su equipo frente a los por 110-108.

De hecho, el banquillo de los ‘Wolves’ sería una de las notas negras del partido: su aportación se quedaría en un 2 de 12 en tiros, cantidad que suena casi a broma. Esos dos lanzamientos anotados correspondieron a J.J. Barea. Además, la segunda unidad cometió 9 de las 16 pérdidas de balón totales del equipo.

Las cifras imponen un poco más de la siguiente manera: los titulares consiguieron 93, por 15 de los suplentes. Desde luego que si los Timberwolves quieren hacer algo en esta temporada, este aspecto han de cambiarlo desde ya.

Estadísticas obtenidas de Elias Sports Bureau, Basketball Reference y NBA.com