Paliza de Houston a Denver con 38 puntos de James Harden

Que sea ya cotidiano no supone que no tenga mérito. Harden firmó anoche lo que para él fue un día más en la oficina, 38 puntos ante los Nuggets, para liderar la paliza de Houston sobre Denver (112-85). Los Rockets son cuartos del Oeste, 48-28 y empatados con los Blazers en la tercera plaza. De aquí a final de curso, la batalla de los texanos será consolidar la cuarta plaza, con 2,5 partidos de ventaja sobre los Jazz, y tratar de escalar un poco más. Para Denver, la derrota le deja con un balance de 50-24, segundo del Oeste a 1,0 duelos del liderato de los Warriors.

Partido roto en el segundo cuarto

Denver ofreció cosas en Houston. Lo que sucede es que solo aguantó un cuarto. El inicio de partido fue notable para los de Mike Malone, que gozaron de la máxima del encuentro para ellos, 7 puntos, cuando una canasta de Nikola Jokic puso el 16-23. Antes, Jamal Murray, 20 puntos, había firmado una de las jugadas de la velada con una canasta de espaldas.

Pero Houston espabiló pronto. Su segundo cuarto le permitió cambiar el ritmo de los acontecimientos y con un 40-19 de parcial la noche viró del 22-25 en contra de los de Mike D’Antoni al 62-44 con el que se iba la cita a los vestuarios. En ese tramo carburó muy bien James Harden. El angelino no solo anotó, sino que dio algunas buenas asistencias para su conexión con Clint Capela e incluso deleitó al respetable con un buen mate a una mano. La Barba terminó con 38 puntos, 6 asistencias, 6 rebotes, 1 robo y 1 tapón en 32 minutos y 20 segundos de juego.  Capela, doble-doble de 17 tantos y 15 rechaces, estuvo dominador por momentos. Sumado a todo ello, el buen movimiento de bola de los Rockets a partir de este segundo asalto allanó el camino.

Denver todavía vio cómo la ventaja crecía más en cada uno de los dos cuartos restantes, en un ejercicio de impotencia ante la efectividad y el ritmo de Houston. No fue su noche. El 4/24 en triples frente a un plantel que basa su potencial ofensivo en esa herramienta restó mucho a los de Mike Malone, cuya impotencia en el tercer cuarto se pudo ver en algunos gestos realizados desde el banquillo.

Además de Harden y de Capela, en los locales Austin Rivers sobresalió con buena mano y 15 puntos (11 en la primera mitad) desde el banquillo. En los Nuggets, los citados 20 tantos de Murray y los 16 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias de Jokic fueron lo más notable, junto con las 16 unidades de Monte Morris.

(Fotografía de portada: Stacy Revere/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.