Parsons: “Estoy muy decepcionado por no poder terminar la temporada con Memphis”

El domingo pasado, y los acordaron separar sus caminos. Aunque el jugador, al igual que sucede con Carmelo Anthony en Houston, sigue con contrato en vigor en Memphis, franquicia y Parsons no tendrán ya más relación y el siguiente paso es ver dónde acaba el de Florida. De momento, ya no tiene obligación de estar en el día a día de los Grizzlies.

Parsons, que llegó al equipo en la bonanza económica de 2016 y firmó un acuerdo por cuatro cursos y 94 millones de dólares, solo ha disputado 3 encuentros, los tres primeros, esta temporada con Memphis. Después, fuera de la rotación por unos problemas en la rodilla de los que fue dado de alta y declarado listo para jugar por el servicio médico de los Grizzlies el pasado mes de diciembre.

“Decepcionado”

Pero eso no importó en Memphis, que a pesar de disponer de la luz verde para que Parsons jugara, decidieron desde sus oficinas que no fuera así y que probara y se rodara en los Memphis Hustle, el afiliado de los Grizzlies en la G League. Parsons se negó, porque según apunta ESPN consideró que a la G League los veteranos ‘descienden’ para volver a coger la forma, no para demostrar nada. Ese punto precipitó todo y terminó por llevar a Parsons y a Memphis a separar sus caminos.

“Estoy muy decepcionado por no poder terminar la temporada con mis compañeros y el cuerò técnico de Memphis”, apuntó el propio protagonista de la historia en un comunicado remitido a ESPN. “El plantel médico de los Grizzlies me dio de alta para jugar en diciembre y desde entonces he estado entrenando con el equipo cada día. Continuaré entrenando y trabajando hasta que mi agente y el equipo encuentren una solución. Estoy listo para jugar y comprometido para volver a la pista”.

“Dejadme jugar”

Recientemente, en uno de esos entrenamientos a los que alude Parsons, el jugador embocó una serie de triples en un partidillo con sus compañeros. “Dejadme jugar”, gritó entonces al General Manager Chris Wallace, que ha hecho caso omiso. Parsons tiene contrato hasta junio de 2020, con 38 millones de dólares todavía pendientes de cobrar. Memphis trabaja en colocar ese contrato en algún lugar vía traspaso para tratar de sacar algo bueno de una las operaciones más tóxicas de su historia. Y es que Parsons solo ha jugado con el equipo 73 partidos y una media de 7,0 puntos, 2,4 rebotes y 1,7 asistencias. Una ruina.

(Fotografía de portada: Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Una llamada nocturna entre Ingram y Ball motivó su reacción

13 victorias en los últimos 16 partidos de los Spurs

Siguiente