Partido de magia y fantasía de Westbrook ante Phoenix


Tres días después de hacer uno de sus peores partidos de la temporada ante Utah, Russell Westbrook se recuperó a lo grande. Los Thunder lograron una convincente victoria ante Phoenix gracias a otra actuación esplendorosa de su base estrella. Además de regalar a la vista uno de los pases más geniales vistos recientemente, Westbrook terminó con un triple-doble inédito en la NBA desde Magic Johnson.

Números mágicos

26 puntos, 22 asistencias (récord de carrera NBA y de franquicia en la época Oklahoma City) y 11 rebotes. El primer “25+20+10” desde que el inolvidable Magic Johnson lo lograra en noviembre de 1988 frente a los 76ers de Charles Barkley. De paso, su triple-doble (el 13º de la temporada) supuso el 50º de su carrera en temporada regular, algo que solo otros cinco jugadores habían logrado antes.

El brutal partido de Westbrook compensó la baja por un esguince de muñeca de Victor Oladipo, un jugador clave especialmente en los descansos del base titular. Con Steven Adams (19 puntos y 7 rebotes) como su mejor aliado, Russell Westbrook se bastó ante unos Suns excesivamente tibios, lentos (0 puntos al contraataque) y rendidos demasiado pronto.

Lo mejor para el final

El joven Devin Booker, con 31 puntos, fue el único peligro real para los Thunder, pero el partido quedó decantado muy pronto. Esto pemitió a Westbrook darle lustre a su repertorio de pases. Un buen puñado de sus asistencias fueron más allá de la rutina habitual, hasta que finalmente se dejó lo mejor para el último cuarto.

En Estados Unidos se le conoce como el “Shammgod”, en honor al inolvidable God Shammgod. En Europa, gracias a Danko Cvjeticanin y, especialmente, a Dejan Bodiroga como el “Latigo”. En pocas palabras, es un letal dribleo con finta incluida para engañar al defensor defensor pasando el balón de una mano a otra. Manu Ginóbili llegó a utilizarlo con éxito en sus mejores años en la NBA pero, en general, no es una jugada que se vea demasiado.

Latigazo a Phoenix

Westbrook, pero, decidió intentarlo. Tras superar gracias a una pantalla a Devin Booker, el base se encontró con el novato Tyler Ulis, una presa demasiado tentadora para Russell Westbrook quien emuló a Shammgod y Bodiroga a lo grande. Espléndida finta con cambio de mano para dejar atrás a Ulis y, ante la ayuda defensiva de Marquess Chriss, pase sin mirar de genio a Steven Adams, quien remató con un fácil mate.

Fue el espléndido broche a un partido absolutamente memorable de Russell Westbrook, quien pareció mucho más fresco de piernas y, especialmente, de ideas tras tres días sin partido. Con esta victorias, los Thunder rompen una racha de dos victorias seguidas y se afianzan en el séptimo puesto del Oeste con un balance de 16-11, dejando un poco más atrás la lucha por los Playoffs.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.