Partido para enmarcar de Jrue Holiday ante Memphis

Por motivos como éste es porque se habla de los como un equipo a tener muy en cuenta en el futuro inmediato. Porque sin haber debutado todavía Zion Williamson, disponen ya de una terna de jugadores lo suficientemente válidos en lo individual, para liderar a los suyos en casi cualquier encuentro y en cualquier momento.

Hoy no fueron los ex Lakers, que también (25 puntos y 6 asistencias de Ingram y 8 tantos y 9 pases de canasta de Ball); hoy fue el otro. El veterano de 29 años de edad ante quién cada vez que se levanta el tenue polvo del traspaso, resuena necesariamente una carcajada como respuesta.

Porque es un tesoro. Un tesoro de valor incalculable y a menudo infravalorado (por eso, entre otras cosas, difícilmente le veremos en el All-Star). Hoy fueron 36 puntos (a dos puntos de su plusmarca) con un 7 de 10 en triples incluido. Enorme actuación, totalmente on fire desde el inicio, sólo manchada ligeramente por sus 5 pérdidas.

El triunfo lo fueron construyendo desde bien temprano los Pelicans, un conjunto que le está cogiendo el gusto a esto de ganar y que se ha desabotonado el último botón de la chaqueta con las letras TANKING tachonadas en la espalda.

Ahora sí, se acabó la espera

El vigente número 1 del draft, por un solo partido y como nos contaba hoy mismo Elio en el podcast, ha perdido la oportunidad de medirse en lo que habría un careo precioso (en un sano morbo) al número 2, y quien cuenta con todas las papeletas para llevarse un galardón, el ROY, que en septiembre la mayoría reservábamos para él. Pero lo que si podrá hacer, en el próximo choque y ante San Antonio Spurs, es unirse a un equipo que ha encontrado la senda de la competitividad, y acompañada, cada vez más a menudo, también por la de la victoria.

Nicollo Melli (15) y Josh Hart (10) fueron el extra de nitro ofensivo que necesitaron los Pels para contener el intento de remontada de Memphis, que tras ir perdiendo por 20 puntos durante varios tramos del encuentro (debido, en gran parte, a un acierto en el triple harto inferior) lograron avivar el guión casi la cierre, colocándose a sólo cinco (121-116) de distancia; pero Ingram y Redick hilaron dos canastas con las que detuvieron el motín y sellaron la victoria.

Tercer año y mucho futuro

Por los , que jugaban en casa, no estuvo Ja Morant como en otras ocasiones –es decir, espectacular y apabullante–, despertando en la segunda mitad de su hibernación en la primera, para concluir con 16 puntos (5/14 en tiros) y 9 asistencias.

Pero fue su apoyo en el perímetro, Dillion Brooks, quien le sostuvo el duelo anotador a Holiday durante los 48 minutos: 31 puntos con casi un 50% de efectividad en el tiro. El escolta, que aún se alimenta de su contrato rookie, no deja de confirmar, en lo que sin duda era una de las decisiones más difíciles a principio de temporada, que el debutante Taylor Jenkins no se equivocó al cederle un puesto en un quinteto titular que en verano estaba a rebosar de candidatos para formar parte de él.

Se aprieta la lucha

Con este triunfo, NOLA alcanza las 17 victorias , sólo a una (provisionalmente, pues la jornada nocturna viene cargadita) de Blazers, Spurs y Suns, mientras que los Grizzlies, a pesar de esta derrota, se mantienen en esa sorpresiva octava posición, con una veintena de triunfos.

(Fotografía de portada de Chris Graythen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Plácido triunfo de los Magic en Charlotte