Pau Gasol habla sobre Kobe Bryant por primera vez tras el accidente

y compartieron vestuario en los desde la temporada 2007-08 hasta la 2013-14. En total, seis campañas y media juntos en las que tejieron una relación de lo más especial. Era “como un hermano”, tal como pudo confesar el jugador español, ahora lesionado y sin equipo, en una entrevista para el diario Los Angeles Times.

Gasol habló por primera vez desde el fallecimiento de Bryant. De su gran compañero en los Lakers, esa clase de hermano mayor que supo apretar las tuercas y botones adecuados para que tanto Pau alcanzase cotas individuales inéditas hasta esa fecha, como para que ese salto individual salpicase también a los Lakers.

Juntos consiguieron levantar dos anillos de campeones, en 2009 , ante Orlando Magic, y 2010, ganando en las Finales ante los Boston Celtics.

Gasol explicó al Los Angeles Times el momento exacto en el que se enteró del accidente de Kobe Bryant. Qué pasó por su cabeza entonces. “Estaba conduciendo por Barcelona, llegando a casa, venía de ver un partido de baloncesto. En el norte de la ciudad. Como a dos o tres millas de mi casa. Mi mujer empezó a recibir mensajes de amigos que decían que Kobe Bryant había muerto en un accidente de helicóptero. Yo no entendía lo que estaba diciendo. Pude ver de reojo un titular en su teléfono. Poco a poco… Mi cara se quedó blanca, me dijo ella. Yo estaba conduciendo y no hablamos en los siguientes dos minutos. Estaba escuchando esas palabras en mi cabeza. Llegué a casa y empecé a llorar. No encontré palabras para hablar con nadie durante días. La única persona con la que hablé fue con Robert (Pelinka, general manager de los Lakers y ex agente de Bryant). Encontré fuerzas para preguntarle qué pasaba, que cómo estaban Vanessa y las niñas…”.

Testimonio desgarrador. No hay más que escuchar la pausa y la seriedad con las que se expresa Pau Gasol.

Viaje a Los Angeles

En las horas siguientes —seguía relatando— “no salí de casa. Solo para unas pruebas que tenía programadas para hacerme en el pie. La siguiente vez que salí de casa fue para ir al aeropuerto y venir aquí (Los Angeles). Me sentía mal por estar lejos. Vine en cuanto tuve ocasión. No es fácil viajar con las muletas y eso pero quería estar aquí. Cerca de su familia, disponible para ellos. Eso es lo que le dije a Vanessa. No podía imaginar el dolor que ella estaba sintiendo. Cuando pude juntar unas palabras, se las envié y ella me contestó muy rápido, eso me sorprendió y lo agradezco mucho. Si mi dolor ya era grande, no me puedo imaginar cómo fue su pérdida. Le dije que estaríamos ahí para ellas, para la familia, para siempre, no solo ahora. Eso es lo que les consideramos. Familia. Él era mi hermano mayor. Siempre estuvo disponible para cualquier cosa, me dio consejos… Es una pérdida enorme para todos, sobre todo para su familia. Era un padre brillante y una magnífica persona”.

Legado de Kobe

El legado de Kobe es otro de los aspectos comentados por Gasol. “La manera en la que tuvo un impacto en el mundo, más allá de los deportes, cómo llegó e inspiró a tanta gente… Tenía mucho que hacer todavía. Es devastador. Es responsabilidad de todos coger lo que él hizo y continuarlo. Mantener vivas esas ideas y ese enfoque. Así es como se mantiene vivo un legado. Kobe también tenía este mensaje: la vida es corta, tienes que ser lo mejor que puedas hoy y trabajar para conseguirlo. Un paso delante de otro, sonríe y sigue adelante”.

Su peculiar manera de motivar

“Él trataba de inspirarte, pero también trataba de intimidarte cuando necesitaba lo mejor de ti. En una de las primeras jugadas del partido (hablamos de las final de Pekín 2008) yo estaba poniendo un bloqueo y vino justo a chocar contra mí. Directo. Como diciendo, si quieres ganarme, te va a costar mucho. Luego también habíamos perdido ese año las Finales contra los Celtics (2008) y en la final olímpica contra Estados Unidos ellos nos ganaron. En el primer entrenamiento del training camp de la temporada siguiente vino con su medalla de oro olímpica y la dejó en mi taquilla. Me dijo: ‘la temporada pasada perdimos las Finales y fue muy doloroso. Tú perdiste la final contra nosotros. No permitas que perdamos otra vez. Tenemos que ganar. Esta temporada tenemos que ganar el anillo. No más derrotas’. Era un líder, un ganador. Pensaba siempre cómo podía motivar a cada uno de los chicos”, continuaba Pau Gasol, en su entrevista para el Los Angeles Times.

Después de la NBA

“Después del jugador de baloncesto, de su carrera, todo lo que ha estado haciendo fuera de la cancha. Y lo que no ha podido hacer… Era genial que fuera a partidos con Gigi (Gianna, su hija también fallecida), que fuera el mejor marido posible con Vanessa. Todas esas cosas que antes no había podido hacer, las abrazó. Fue bonito, inspirador. Se vio un Kobe más cercano, no solo el depredador. Se veía un padre, marido, un amigo”.

Es el testimonio, todavía muy dolorido, de Pau Gasol, uno de los compañeros más cercanos de Kobe Bryant en toda su carrera.

(Fotografía de portada: Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

El All-Star 2020 será el más joven desde 1980