Pau Gasol: “Es muy posible que hoy haya sido uno de mis últimos días” como jugador de los Lakers

La temporada 2011-12 de los es ya historia. La eliminación del equipo angelino a manos de los Thunder en la segunda ronda de Playoffs. Todos sus jugadores (a excepción de Kobe Bryant, quien pidió unos días antes de hacerlo) pasaron de forma individual por el despacho del General Manager Mitch Kupchak para discutir con él y con el técnico Mike Brown tanto su actuación en la campaña ya finalizada como su futuro en la franquicia. A continuación, comparecieron ante la prensa.

no fue una excepción. Tras una reunión que se alargó durante más de una hora, el pivot español se presentó relajado ante los medios para explicar sus sensaciones de una temporada en la que, de nuevo, se quedó más lejos de lo deseado de conseguir su tercer anillo.

“Me hubiera gustado haber recibido alguna aclaración”, afirmó Gasol sobre su futuro en el equipo, “pero no pueden dármela ahora mismo. Creo que la dirección deportiva tiene que hablar con los propietarios para ver qué dirección tomará el equipo el próximo año. Apenas hablamos sobre el futuro”. El futuro de Gasol, pues, vuelve a cubrirse de un manto de incertidumbre, como ya lo estuvo entre el principio de la temporada, cuando fue traspasado a los Rockets por Chris Paul antes que el movimiento fuera vetado por el comisionado David Stern, y el cierre del mercado del pasado 15 de marzo.

Gasol, quien admitía que los rumores del traspaso le afectaron “mental y emocionalmente”, definió la temporada que ahora acaba como “útil como proceso de crecimiento para nosotros, aprendiendo juntos con un nuevo equipo técnico. Tuvimos que buscar y encontrar consistencia. Tuvimos muchos partidos en los que no fuimos consistentes, en los que dejamos que se escaparan muchas ventajas, y perdimos muchos partidos que no deberíamos haber perdido. Eso también pasó en los Playoffs”.

Algo más claro fue poco después de la rueda de prensa, en una conversación con Yahoo! Sports. Gasol admitía que “es aún muy posible que hoy haya sido uno de mis últimos días” como jugador de los Lakers. “Cada día puede ser mi último día. No es algo sentimental, pero si que me pasa por la cabeza que puede haber un cambio”. Aún así, Gasol también afirmaba que, si acaba quedándose en los Lakers, “estaré feliz de volver al próximo training camp dispuesto a todo, y a tener un año más pacífico y enfocado en nuestro objetivo de ganar un campeonato”.

Por su parte, , la otra estrella que compareció durante el miércoles, afronta también un futuro incierto. Su contrato expira esta temporada, pero con una opción de los Lakers para renovarle de forma unilateral por un año y $16,1 millones. Si bien se da por hecho que la franquicia se acogerá a esta opción, la posibilidad de traspasarle no es para nada una quimera.

“No espero escuchar mi nombre en un posible traspaso, pero creo que todo puede pasar”, admitía Bynum. “Mi trabajo es jugar a baloncesto. Lo amo, así que puedo hacerlo en cualquier sitio. Obviamente quiero ser un Laker, pero… No quiero ir a ningún sitio. Con suerte, si sigo mejorando mi juego, no tendré que hacerlo”.





Canal Telegram
Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.