Paul George avasalla a los Nets

Hubo un momento en el tercer cuarto en el que los Nets creían que tenían el partido ganado, pero nada más lejos de la realidad. Oklahoma City cosechó su cuarta victoria consecutiva al imponerse en Brooklyn por 112 a 114 tras una remontada de las que no se olvidan.

Los borraron 23 puntos de diferencia fundamentalmente gracias a un cuarto periodo en el que se dejaron todo en la cancha para obtener un parcial de 39 a 19. La guinda fue la forma de culminar la remontada: un triple de a falta de 3,1 segundos tras asistencia de que dejó el partido visto para sentencia. Fue la mayor remontada de la historia de los Thunder de acuerdo a datos de FOX Sports.

George, descomunal, anotó 25 puntos en el último cuarto —récord de la franquicia en lo que a puntos en un cuarto se refiere— para un total de 47 tantos y 15 rebotes, un punto menos del récord de su carrera. “Tenía la mano caliente, sabía que tenía la mano caliente”, dijo George tras el encuentro en declaraciones que recoge Associated Press. “Me sentí bien todo el partido”.

Por su parte Westbrook no se quedó muy atrás en lo que a rendimiento se refiere. El base consiguió su cuarto triple-doble de la temporada al sumar 21 puntos, 15 rebotes y 17 asistencias. Fue el 108º triple-doble de la carrera de Westbrook, lo que le permitió adelantar a Jason Kidd en la lista histórica de triples-dobles ante el equipo en el que Kidd cosechó la mayoría de triples-dobles de su carrera.

Los Nets no levantan cabeza

Brooklyn tuvo a su hombre más destacado en , autor de 7 triples para un total de 22 puntos, mientras que Joe Harris aportó 19 tantos. Fue la octava derrota consecutiva para los Nets, las dos últimas tan ajustadas que se han decidido en los últimos segundos.

“¿Cuál es la definición de locura? Lo mismo, una y otra vez, sin cambiar, sin modificaciones”, dijo Jared Dudley, visiblemente molesto por los resultados de su equipo. Los Nets no pudieron anotar en los últimos 2:23 de partido. Un triple de D’Angelo Russell que daba ventaja de 5 puntos a los Nets (112-107) fue la última canasta que pudieron celebrar los aficionados del Barclays Center.

(Fotografía de portada: Al Bello/Getty Images)