Paul George decide un accidentado partido ante los Lakers

La joven nueva generación de los está aprendiendo lo difícil que resulta superar a los mejores jugadores de la liga. Tras sufrir una de las exhibiciones con las que Russell Westbrook ha arrancado la temporada, tocó el turno a enfrentarse a , y el alero no decepcionó. 30 puntos de la estrella de los decidieron un partido de inicio caótico, ganado por Indiana por 115-108, causado la tercera derrota consecutiva del equipo angelino.

Se paró el tiempo

Los minutos iniciales de partido en Indianapolis se disputaron sin reloj de posesión. Tras varios parones durante los primeros segundos de acción, los árbitros decidieron ordenar que se reiniciara el sistema, un proceso que necesita varios minutos para completarse. Pero, a la vez, no quisieron que el juego se retrasara más de lo previsto. Pacers y Lakers tuvieron que jugar sin una referencia visual sobre el tiempo restante en cada posesión, si bien desde la mesa de anotación se les avisaba vía megafonía cuando quedaban 10 y 5 segundos.

Quizás por el temor a pasarse de tiempo, el inicio fue rápido, con posesiones cortas. Los Lakers sufrieron un primer contratiempo con dos faltas de D’Angelo Russell que le dejaron pronto en el banquillo, dándole minutos extra a . En este entorno, Paul George empezó a abrir hueco en el marcador, anotando 10 de sus 30 puntos en el primer cuarto.

George frustró la remontada

A partir de ahí, pasaría más desapercibido en el resto del duelo, permitiendo a los Lakers volver a meterse tras el descanso en los mejores minutos de D’Angelo Russell. Desde el banquillo, la omnipresencia de (6 robos) y la ofensiva de y especialmente (19 puntos) hacían soñar a los Lakers con una meritoria victoria en Indianapolis. Eso sí, tendrían que hacerlo sin , quien recibió dos golpes accidentales en su cara y será examinado el miércoles para determinar si sufre una fractura orbital.

Aun con esta baja, los Lakers apretaron, acercándose a cinco puntos al final del tercer cuarto. Pero Paul George aparecería de nuevo para sentenciar con 12 puntos en los últimos 9 minutos. El alero enlazó una serie de brillantes posesiones, especialmente entrando a canasta, para mantener la distancia ante los impotentes Lakers, que pagaron sus facilidades defensivas permitidas. Al final, el triunfo devolvió la confianza a los Pacers y en un George de vuelta al máximo nivel.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

La fulminante eliminación de Cousins entierra a los Kings en Miami

El mejor Stephen Curry reaparece con un tercer cuarto antológico

Siguiente