Paul George domina en su visita a Indiana


No estaba Kawhi Leonard, pero sí Paul George. La estrella de los Clippers pasó por Indiana demostrando que se encuentra en un gran estado de forma al lograr 36 puntos que impulsaron la victoria de los angelinos por 115-126.

Desde que el alero All-Star abandonó los Pacers ha disputado cuatro partidos en Indianapolis y en todos ellos ha salido victorioso. El de anoche no fue sencillo. Durante tres cuartos apenas hubo diferencias (se entró al definitivo con 97-100) pero ello no impidió que los chicos de Doc Rivers apretasen el acelerador justo cuando más se necesitaba.

“Eso es lo que tenemos que hacer. Así es como tenemos que jugar. Así es como tenemos que cerrar los partidos”, comentaba George, quien acumula cuatro encuentros consecutivos alcanzando los 30 puntos y hubo de soportar abucheos del público en su presentación y durante el partido.

Junto al alero destacaron los 22 puntos y 7 rebotes de Marcus Morris, así como los 14 puntos y 7 rebotes de Ivica Zubac. Los Clippers, tras despertar algunas dudas al principio del curso, suman ahora seis victorias consecutivas que les sirven para ser terceros de la Conferencia Oeste con 38-18.

Indiana, ahogado en la orilla

Los Pacers realizaron un buen partido. Durante tres cuartos dieron la impresión de poder ganar. Caris LeVert logró 26 puntos, Malcolm Brogdon añadió otros 29 a la cuenta y Domantas Sabonis sumó otro doble-doble con 20 puntos y 13 rebotes. No fue hasta el inicio del último cuarto cuando un parcial de 8-0 a favor de los californianos les alejó definitivamente en el marcador. Brogdon entiende que es parte del peaje a pagar cuando te enfrentas a un equipo de este nivel. “Los buenos equipos logran una renta y ya no te dejan volver al partido. Eso es lo que hicieron esta noche. Construyeron una ventaja de 11, o12 puntos y la mantuvieron”.

Patinando en casa

Así es. Indiana, un equipo históricamente fiable en su cancha, está actualmente con un balance de 9-16. Tal récord les sitúa como el peor equipo de esta faceta en la Conferencia Este y como el cuarto peor de la NBA. Es una sorpresa, sobre todo porque a día de hoy acumulan 31 años consecutivos con récord ganador cuando juegan ante su público (en esta temporada no ha habido hasta hace poco y en número reducido). Acumular tal número de derrotas como local amenaza igualmente su presencia en playoffs, a los cuales solo han faltado una vez en 10 años. En estos momentos son novenos y disputarían el play-in.

(Fotografía de Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.