Paul George quiso ser traspasado a los San Antonio Spurs en 2017

La voluntad de jugar al lado de Kawhi Leonard no es nueva, viene de hace varios años

ha arrancado su temporada particular (se perdió los primeros 11 partidos) como un cohete. Tres encuentros disputados, dos por encima de los 30 puntos (33 y 37) y con tiro ganador incluido en dos victorias y una derrota. Acople soñado por el jugador que venía arrastrando problemas en el hombro derecho desde la pasada temporada, no jugaba desde abril y quien declaró hace unos días sentirse “más sano que nunca” en su regreso a las pistas.

Recordemos que George terminó defendiendo la casaca de los después de ser traspasado desde Oklahoma el pasado verano. El alero natural de Palmdale (California) era una de las demandas ad hoc que Kawhi Leonard había formulado para fichar por la organización propiedad de Steve Ballmer como agente libre: “Si ficháis a Paul, me tendréis a mí también”. Por eso Lawrence Frank (presidente), Ballmer y compañía pusieron todo lo que tenían disponible en el escaparate para edificar un dúo de época. Dos de los mejores jugadores de la liga, ambos naturales de California, con deseo de volver a la tierra prometida y ambos embutidos en el ya no tanto eterno vecino inofensivo que siempre fueron los Clippers.

Antes de su regreso a Los Angeles, Paul George militó siete temporadas en los Indiana Pacers, lanzadera desde la que se convirtió en uno de los mejores aleros de la NBA. En 2017 decidió que su camino en Indianapolis había terminado y pidió el traspaso. Si no le sacaban del equipo entonces, él mismo se iría el año siguiente libre, sin dejar nada a cambio en la cámara acorazada de los Pacers. Fue traspasado a Oklahoma, juntando el triunvirato con Russell Westbrook y Carmelo Anthony. Aunque el destino de George podía haber sido bien diferente en aquel momento. De hecho, fue entonces cuando germinó su deseo de jugar al lado de Kawhi Leonard.

Los Lakers, grandes interesados en su fichaje en aquel tiempo, no fueron con todo a por su traspaso. Confiaban en que en 2018, como agente libre, podrían convencerle; empresa en la que finalmente fallaron. Lo que no se conocía de manera tan pública de aquellos días de 2017 es que el propio George tenía a los San Antonio como una de sus grandes preferencias, como pudo publicar ESPN por medio de un reportaje de Ohm Youngmisuk.

“Quería ser traspasado a San Antonio. Queríamos que fuera a San Antonio, pero no conseguimos que ocurriera”, habría declarado George a ESPN.

Varias fuentes de ESPN confirmaron que Spurs y Pacers dialogaron sobre el posible traspaso de Paul George, pero en Texas no poseían los retornos que sí exigían desde Indiana.

De manera holgada, los Pacers salieron ganando con el trato vía Oklahoma, pues adquirieron a Victor Oladipo y a Domantas Sabonis, dos de sus principales referencias en el proyecto actual.

Se quedaron sin premio los Spurs y también los Lakers, que decidieron no incluir a Brandon Ingram en el traspaso (eso pedía su interlocutor) debido a que confiaban, como decimos, en la agencia libre de 2018 para hacerse con George.

“Sobre los Lakers, yo quería ir a L.A. Ellos no hicieron que ocurriera. No pusieron nada encima de la mesa. Así que eso estaba en mi mente (cuando fui agente libre)”, podía alegar George sobre su extensión de contrato con los Thunder firmada en 2018.

Era el momento de unirse

Así, Kawhi Leonard y Paul George escondían el secreto de querer jugar juntos desde hacía varios años, no se trataba de una sensación reciente. Cuando el segundo quiso unirse a los Spurs en 2017 ya había aflorado este deseo, que tuvo que aplazarse hasta más adelante.

“Desde ese momento, siempre estuvimos intentando jugar juntos. Estábamos intentando que funcionase. Después de ser traspasado a OKC, yo tenía obligaciones y quería volver a Oklahoma para dar otra oportunidad al proyecto. Y después sentí que necesitaba moverme en otra dirección y hacer lo que había querido durante toda mi carrera (volver a L.A.)”, podía alegar George a ESPN.

Pronto coincidirán en la pista (ahora Kawhi está tocado de la rodilla y se ha perdido los últimos tres partidos). Mucho tiempo después de haber incubado la brillante idea de unirse en un mismo equipo para asaltar el campeonato. Desde luego, esta temporada son grandes favoritos para hacerse con la gloria que reparte el mes de junio.

(Fotografía de portada: Katharine Lotze/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Derrick Rose: “Si hubiera existido el ‘load management’, todavía podría estar en Chicago”

Siguiente